¿Sabéis sacar partido a esas magníficas copias de las sneaker de Isabel Marant que todas debéis tener ya?

No os estoy descubriendo nada nuevo cuando digo que las Sneakers de Isabel Marant, llamadas Willow, se han convertido en el zapato de la temporada. Bueno, más que las propias zapatillas de la diseñadora, sus cienes y cienes de copias, que ya han realizado hasta los chining . De hecho, creo que la masificación ha sido tanta que se están convirtiendo casi en el “vade retro satanás” de la temporada por este fusilamiento tan gratuito. Tanto, tanto, tanto que entre esto y la tendencia militar vais todas uniformadas. Y mira que me gustan las joías, pero hijas mías, lo poquito siempre agrada y lo mucho sólo enfada.

El rollo “argucia técnica” de la cuña interior y conseguir que unas zapatillas sean una prenda imprescindible en el armario, además de parecerme femeninas – y según me cuentan bastante cómodas – me han conquistado. Además llenan un nicho en relación a la carencia de “calzado cómodo y fashion que muchas deseaban.

Ya que las tienes tendrás que lucirlas y, al fin y al cabo como son malas, puedes ponértelas a saco ya que nos la suda si se manchan…

10 maneras de sacar partido (o no) a tus Sneaker Marant falsas

1. De concierto: ¿Quién dijo que una groupie no podía ir sexy? Además, su cómoda cuña interior te hará subir unos centímetros y no tendrás que oler a la altura de tu nariz el sobacal de los maromos de tu alrededor.

2. Al trabajo: Si no eres fotógrafa, bloguera, estilista, estudiante, desempleada o dependienta del Mercadona, deja de leer y continúa en el párrafo siguiente. Si lo eres, puedes llevar lo que te de la gana al trabajo (o al no trabajo)… así que tu misma.

3. Al campo: La ropa para ir al campo es un rollo! Esto es “asín”. Anímate y haz un velado, inspirador y homenaje 2.0 a la tía Paqui, si, esa que iba con cuñas al campo “porque yo no puedo andar en plano”. Serás la más moderna del reate!!

4. Al sexo: Ya sabéis que a los hombres no les gustan las cuñas. Además, la mayoría excepto heavis, rockeros y otras hierbas, probablemente piensen que una chica en zapatillas no puede ser sexy… Vamos a demostrarles lo contrario. Un truco: probad a poneros únicamente las Marant falsas. Polvo asegurado. La vida puede ser simple…

5. Para ir al gimnasio: Todos sabemos que el 93,45% de la población (sin exagerar) sólo pisa el gimnasio como actividad social – departir con las amigas, salir un rato, moverse un poco – pero sin excesos – y sobre todo, por sentirse menos culpable… sin duda es muNcho mejor sentirnos culpable con unos centímetros de más. ¿o no?

6. Para ir a correr: Correr es de cobardes! A enemigo que huye, puente de plata, y no hay mal que por bien no venga. Madre no hay más que una y a tí te encontré en la calle. Deja de pegarle al niño que ya ha aparecido el piano.

7. Para huir de la sesión de egoblogger: Si vas a posar en las vías del tren, tus sneakers falsas de Marant seguro que corren más rápido que unos Pigalle de Louboutin. Si te atacan en el polígono industrial, a correr… Pueden SALVARTE la vida.

8. Para huir de la sesión de egoblogger (2): Eres la amiga, y la pringada, que tiene que echar las fotos a la egoblogger y estás hasta el parrús… no digo más. (Gema, te quiero)

9. Para el frío: Va en serio. zapatillas = calcetines gordos = calorcito en los pies = ♥

10. Para que todos piensen que molas (este mes): Ya sabemos cómo es la masa, este mes molas, el siguiente no… Si te sirve de consuelo me parece que al menos molarás sin dolor y calentita. Y esto es menos sufrir y es BIEN.

—-

Ya sabes algunos interesantes motivos y útiles momentos para lucir la copia de las sneakers de Isabel Marant que ya te habrás agenciado durante este otoño – invierno. De nada.

Pero pase lo que pase, déjame que te de un consejo, por favor, que lo único falso que te acompañe en tu vida sean las zapatillas (y los clones) pero que tus vivencias, experiencias, momentos y sensaciones no entiendan de Low Cost!.

Ala corderitas, a disfrutar de las Willow. ¿Habrá del 44 en algún lado? En amarillo cómo no!