La mujer ALVARNO desfila sobre el cielo de Madrid, subida a unos Manolos, y entre los reflejos del cristal.

Una experiencia de lujo es lo que viví hace un par de semanas en Madrid. Mi primer gran desfile en vivo, en el cielo de Madrid, y viendo a unos de los grandes de la moda española. Confieso que las primeras salidas ni fui capaz de analizarlas de lo flipando que estaba, las vistas, la música, ellas de cerca y vivir en primera persona algo que había visto decenas de veces en gráfico. Pero en cuanto comencé a descubrir los diseños uno no puede más que quitarse el sombrero ante los geniales Álvaro y Arnaud. Una experiencia única e inigualable que demuestra que no sólo es importante el buen diseño, si no que la localización y las sensaciones es lo que definen el verdadero lujo. ¡Enhorabuena Alvarno!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre la colección

ALVARNO propone su colección Otoño-Invierno 2013/2014 brillando con la Luz de Madrid y el Espíritu de París. Maestría de volúmenes, en un recital prêt-à-couture rubricado con siluetas estrictas de corte militar en abrigos y chaquetas. Tejidos tecnológicos con alma futurista, brocados bicolor y sedas etéreas, se mezclan con paños de lana suavizados con apliques de breitschwanz, zorro y visón. Los vestidos, con sutiles drapeados y transparencias, definen la armónica silueta femenina. Se mezclan las texturas y se salpican con aplicaciones de piedras efecto lunar y flecos metálicos que irradian destellos de luz.

Pasos firmes sobre el mítico salón de Manolo Blahnik, marcan el ritmo de esta marcha de sofisticación. Cinturones estructurales de metal refuerzan el torso de la mujer, y actúan como una joya acolada que define sus formas. Combinación de azul y negro enigma, plata y oro hipnótico, rojo y blanco puro. Colores firmes para una nueva temporada rotunda, cargada de esperanza.