El athleisure es el nombre que recibe la tendencia a incluir en cualquier look de diario la ropa de deporte que utilizaríamos en un contexto deportivo, ¡Y es tendencia!

Mallas, zapatillas, pantalones deportivos o ropa específica para la montaña se combinan con ropa para la ciudad, como vaqueros, camisas, faldas o vestidos para crear outfits cómodos, relajados, con mucha personalidad y que buscan huir de los patrones más estrictos de la moda. Te contamos cómo adaptar esta tendencia de combinar la ropa para la ciudad con la deportiva. ¡Unirse a la tendencia athleisure es más fácil de lo que parece!

Cómo adaptar la ropa deportiva en tu estilismo diario

La finalidad del athleisure es conseguir un look cómodo. El truco está en lograr un equilibrio entre las prendas sport elegidas, las de calle y los complementos, que siempre tienen que conferir sofisticación. En el caso del universo femenino, los leggins, las zapatillas y las sudaderas son las prendas claves de la ropa deportiva de mujer sobre las que descansa este estilo. Se trata de añadirle prendas básicas, pero no todas valen. En el caso de las zapatillas, las más versátiles son las blancas, ya sean de de carrera o de tenis, que puedes combinar con unos pantalones tipo sastre o de pitillo y una americana, con un vestido en algún tono neutro y accesorios llamativos o con una falda tableada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para el caso de los hombres la máxima es la misma: sumarle confort al estilo personal combinando prendas básicas de calle con ropa deportiva de hombre para mostrar un look relajado, pero sin perder estilo. Los joggers, ajustados con puños elásticos o fluidos, son una de las prendas clave de la ropa deportiva de hombre, que conjuntan a la perfección con un jersey de punto fino.

El pantalón sastre conjuntado con una camisa blanca es el lienzo perfecto para crear un look athleisure masculino. Puedes combinarlo con una chupa de cuero o con una americana con estampado de camuflaje.  La chaqueta vaquera de corte ochentero se convierte en la prenda clave de la ropa de deporte masculina. Puedes conjuntarla con una camiseta de algodón con lettering marcado y unos pantalones pitillo.

La sudadera: La prenda más versátil para el athleisure

Las sudadera es, quizás, la prenda de ropa deportiva más fácil de adaptar al estilismo diario tanto masculino como femenino, porque solo hay que añadirle un extra o un complemento adecuado. El truco está en combinarla con ropa neutra, como camisa blanca cerrada hasta el cuello; o para chicas algo llamativo, como una falda con tablas.

Un nuevo estilo de vida (y de mercado)

Las grandes ciudades ya acogen esta tendencia como algo natural. Pero no como un “corta y pega” de me pongo lo que me da la gana al salir del gimnasio, sino como una tendencia capaz de definir un estilo de vida. Los países nórdicos, por ejemplo, donde el uso de la bicicleta es habitual, lo tienen claro. E igual de claro lo tienen muchas marcas que, definidas concretamente como deportivas, si son capaces de pensar en que sus diseños sean sacados “de contexto”, entre ellas encontramos nombres como Fjällräven, The North Face, Arc’teryx, Haglöfs, Icebreaker, Mammut, Marmot, Patagonia, Salomon. Muchas tiendas de ropa outdoor y deportiva también lo tienen en cuenta y empiezan a aumentar su catálogo enfocando hacia esas productos cómodos y que acercan la ropa deportiva a nuestro día a día.