Sin su consentimiento, se ha marchado. No, no va a volver.

Todo ha quedado reducido a una niebla espesa sobre la que se difumina una suave luz. Una densa niebla sobre la que se expande la eterna soledad y el gris. Esa misma que no deja ver más allá, sino la intuición de formas de débil color. Reflejos traducidos por un destello, son la única esperanza para avanzar entre el espesor de la sombra y el deseo de palpar la luz.

[nggallery id=26]

Genial el desfile de Rabaneda llevado a cabo el domingo dentro dentro del Madrid Fashion Show que durante esta semana a acompañado a los festejos de la moda en la capital. El desfile tuvo lugar en la Telefónica Flagship Store. El increíble edificio de la gran vía acogió una también increíble y magnífica colección con detalles e iconografía religiosa, sin llegar a ser irreverente, consigue renovar el concepto de vírgenes y santos tan establecido para convertirlos en seres intrigantes cubiertos de recovecos…

COLOR: La totalidad del blanco se torna negro, conteniendo gama de grises. Y el menta pasa a verde agua. / MATERIALES: Tafetas bordadas y brocados en seda, cargan de adorno las capas lisas en algodón y lana de gran calidad. /FORMAS: Cortes limpios formando rectas que dan a luz volúmenes moderados. Prendas estructuradas con un patronaje muy cuidado, se adapta a la anatomía enfatizando las formas.

Así si, sin duda Rabaneda tiene mucho que aportar en la moda actual española… Yo soy muy fan.