Se puede conseguir un videoclip muy mono utilizando un poco de brilli brilli y juegos de luces. Y si no que se lo digan a estas divas musicales…

Los lectores habituales ya sabéis – y a los que no lo sepan se lo digo yo ahora mismo – que me encanta más un brilli brilli que a Nati un copazo. Así que si una diva pop saca un video cubierta de purpurina o brillantitos ahí tenéis al Señor de las Gafas Amarillas dándolo todo – cosa que no me pasa, por ejemplo, con las portadas navideñas de Swarovski, que me suelen parecer insulsas, que a uno le gusta el brilli pero más de andar por casa. Ahora se ha puesto muy de moda (en alfombra roja y en el consumo masivo) el efecto brillante. No sé si en el mundo de la música también es tendencia o simplemente un recurso muy fácilmente aplicable pero he detectado que el brilli brilli protagoniza tres videoclips de tres cantantes muy diferentes entre si…

Aquí tenemos a Beyoncé siendo inspeccionada al detalle. El agua, bien cayendo, bien cubriendo, bien mojando, también es un elemento fundamental en este video. Todo muy sencillo a la par que elegante a la par que… fácil.

A ver si es que Beyoncé es un vampiro en la sombra (nunca mejor dicho)…

Brilla brilla estrellita

De Paulina Rubio todos sabemos que esta un poco loca, y que lo mismo se coloca unos pelos increíbles, que se pone un gorro que no habría sido capaz de llevar ni el sombrerero loco (por mucho que se lo hubiera pedido Tim Burton) o que se embadurna de purpurina de los chinos – si, reconozcámoslo, esta purpurina se ve cutrecilla – pero no por ello es menos interesante este videoclip tan ecléctico y casi psicotrópico…

Seguro que en este caso Goldfinger NO ha tenido nada que ver…

Brilla brilla estrellita

Por su parte Marina de Marina and The Diamonds se transforma en un ¿cielo estrellado? para seguir jugando con distintos maquillajes. La verdad es que queda bastante molón pero es una forma cómoda de con un set de grabación sencillo, un ventilado y una buena maquilladora ahorrarse un pastón en un videoclip, así me gusta Marina, que estamos en crisis…

Pero al ver este clip no he podido recordar mi etapa adolescente… y quiero que sepáis que la que empezó con esta idea de “cambiar de maquillaje – y yasta”  en un videoclip fue Nika de Operación Triunfo (yo era tan fan!), cuyo primer video consistía en eso – y yasta…  Gracias Nika, sin ti nada de esto hubiera sido posible.

Y si hablamos de brillar no podemos olvidarnos de la más grande – y esto no es un eufemismo de nada – Mariah Carey y ese inigualable film “Glitter. Todo lo que brilla” que además de convertirse en una cinta clásica, básica e imprescindible en cualquier cineteca que se precie del mundo, nos demostró todo lo que estaba dispuesta a hacer una chica “cualquiera” cual urraca a por todos los brillis pero así como quien no quiere la cosa, y siendo prudente y respetable y nada puta ni nada de eso…

Brilla brilla estrellita2

Así que ya sabéis queridas amigas y amigos, si tenéis una tarde libre, bajáis a por un bote de purpurina – color a elegir – y montaros vuestro propio videoclip  – o superproducción, lo que tengáis tiempo y ganas – al más puro estilo Brilla Brilla Estrellita.