NO TENGO FUERZAS PARA RENDIRME.Jose Martin / @Joxsun / www.facebook.com/joxsun /www.facebook.com/esalgopersonal

Hay veces en las que sólo se necesita una excusa para reaccionar, otras veces necesitamos un golpe contra la pared para darnos cuenta de que ese camino se acaba ahí. Incluso hay otras peores en las que nos empeñamos en tirar la pared a cabezazos por el miedo a pensar que todo se ha acabado y que tenemos que reaccionar.

Muchos somos así (y me incluyo) necesitamos vernos hundidos en la miseria casi para empezar a ver esa pequeña luz al fondo del túnel. Nos regodeamos en lo desdichados que somos y en lo mal que nos trata la vida, como si no fuera con nosotros el cambiarla, simplemente “es así porque tiene que ser así”. Y amigos dejadme que os diga que no hay nada más absurdo que resignarse a llevar una vida que no es la que queremos.

Busca tu razon gafas amarillas motivacion (1)

Hay rachas para todo: parejas, trabajo, deportivas, estudios, estrés e incluso rachas malas en las que no sabes la razón de que todo vaya así de mal. Pero todo pasa, por jodido que sea todo cambia. Ni te mueres porque te haya dejado una pareja, ni ese trabajo que no has conseguido era el trabajo de tu vida, ni por tener ese examen suspenso se acaba el mundo mañana. Simplemente hay que seguir adelante. Una hostia más, una vez más que te levantas. Es simple. Solo que en mi teoría se le añade una sonrisa al asunto.

La vida es cuestión de actitud, no te lleva a ningún lado salir a la calle con mala cara o pensando que mal está todo. Al revés, seguramente todo te vaya incluso peor por salir así. Y es que seguir adelante con una sonrisa por muchas hostias que te des en el camino también es un arte.

Y que la vida es eso, un arte: el arte de disfrutarla, el arte de vivirla, el arte de sentirla… Y para eso es necesario tener actitud y un motivo. Yo he encontrado mi pequeña razón para seguir adelante cuando ya creo que no puedo más. Al principio pensaba que era el deporte: correr tantos kilómetros como pudiera, seguir soportando ese dolor que te dice que pares y seguir empujando ese muro que intenta que todo se acabe… A día de hoy me doy cuenta de que no es así, que el deporte es sólo el canal que he escogido para llevarlo a cabo, que hay una razón mucho más grande detrás de todo eso y que utilizo en todos los ámbitos de mi vida, no sólo deportivos. El otro día puse en mi facebook una frase que creo que lo define muy bien:

“Me encanta la manía que estoy cogiendo de demostrarme a diario que nada es imposible”

Yo ya he encontrado mi razón: luchar contra el miedo, el miedo de que algo sea imposible, el miedo a no hacer algo por miedo, el miedo de tenerle miedo a algo.

Busca tu razon gafas amarillas motivacion (1)

Igual que yo tú tienes que buscar tu razón para que te sirva para salir del bache. Pero no te preocupes si no la encuentras, búscate una excusa. Engáñate a ti mismo. Y no lo digo en el sentido estricto, tu razón ya vendrá sola no te preocupes, pero mientras hay que aprovechar todo lo que tenemos a mano para reaccionar. La excusa de que el trabajo te va mal, que te ha dejado tu pareja, que estás agobiado… Aprovecha ese sentimiento negativo para afrontar cosas que nunca te has atrevido a hacer. Aprovecha toda esa energía y cambia esa rabia hacia algo más productivo. Focalízate y canaliza todos esos sentimientos en conseguir algo mejor. Sé que todo esto puede sonar a “coaching” y que todos estamos cansados de la parábola del iceberg y todas esas movidas. Pero es algo que realmente funciona… si tú quieres.

¿Y ahora que piensas hacer? ¿Seguir lamentándote por lo mal que te trata la vida o vas a hacer algo de una vez para cambiarla?