Creado en 1933 por Caroline Scheufele el “Happy Sport” se ha convertido en un clásico, siempre evolucionando y reinterpretándose.

Para empezar a celebrar este hito en la historia de Chopard y antes de desvelar el Nuevo Happy Sport en la feria de Basilea, proponemos volver la vista atrás al primer modelo y crear vuestro modelo diseñado a la medida con una divertida aplicación. HappySport.Chopard.com.

Con motivo de su veinte aniversario Happy Sport presenta la posibilidad de poder personalizar el modelo deseado a través de un servicio lúdico y exclusivo que se encuentra a disposición de los clientes en todas las boutiques de Chopard.

Personalizar-reloj-chopard-MyHappySport-Bespoke1

Zafiros de color rosa o azul o tsavoritas, correa de acero o de piel de cocodrilo brillante, diamantes móviles que giran entre los dos cristales de zafiro en forma de pez malicioso, romántico copo de nieve, trébol o herradura de la buena suerte, estrella o mariposa. La libertad relojera nunca ha sido tan grande, la creatividad en toda plenitud.

Tras la elección de los diferentes elementos, el reloj, evidentemente único, es fabricado por los artesanos de la Manufactura de Chopard en Ginebra. Compañero fiel, el reloj personalizado reúne en sí los más bellos sueños contemporáneos, la luz y el tiempo, el saber hacer y lo excepcional.

HAPPY SPORT. Historia de un icono. 1993 – 2013

1993. Nelson Mandela recibe el Premio Nobel de la Paz, Sir Elton John crea su Fundación contra el SIDA y los dinosaurios de Steven Spielberg causan furor en Parque Jurásico. En Ginebra, Caroline Scheufele, directora artística y co – presidenta de Chopard junto con su hermano Karl-Friedrich, lanza una colección inédita e innovadora: por primera vez un reloj asocia el acero y los diamantes y conjuga todos los códigos del mundo de la relojería en femenino. Comienza una nueva era. La colección Happy Sport destaca inmediatamente en todo el mundo, a la altura de las exigencias de una mujer moderna y conquistadora. Desde aquel momento, tanto sus variaciones como sus metamorfosis son infinitas en una incesante creatividad que no deja de renovarse gracias al excepcional saber hacer de los talleres de relojería y joyería en Ginebra.

Desde su lanzamiento, los modelos Happy Sport cultivan la alianza entre fuerza y delicadeza y tradición e innovación, en versiones que van del mini al maxi, de forma cuadrada, redonda u ovalada, sobre una correa de cocodrilo o de metal, en una infinita paleta de tonos… Una esfera sobre la que dan vueltas sin cesar unos diamantes móviles a modo de tréboles de cuatro hojas, copos de nieve o peces, un bisel engastado con piedras preciosas, concebido como una centelleante área de juegos… « Los diamantes son más felices cuando están en libertad », afirmaba ya Karin Scheufele, en los años 1970, cuando se creó la línea Happy Diamonds. Veinte años después de su creación, Happy Sport se ha convertido en una auténtica pieza de culto, en la que los diamantes en movimiento giran en total libertad como un torbellino de luz en el corazón de un mundo de pasión.