A partir de la tercera o cuarta quimio las cejas y las pestañas casi desaparecen, por eso conviene que desde el principio del tratamiento aprendamos a pintarnos bien los ojos.

guapa-cancer-cejas-pestaas-1

En mi caso y asesorada por dos chicas muy majas (que siempre que voy están dispuestas a ayudarme) del Corte Inglés, he usado un producto especial para cejas que se usa con un pequeño pincel con el cual puedes ir mezclando entre tres tonos hasta dar con el más parecido a tu pelo. Como siempre quedan algunos pelitos es mejor usar el pincel que el lápiz, porque éste deja la línea más marcada y menos natural.

Es muy importante seguir la línea natural de tus cejas, si las pintas más arqueadas o más rectas que las tuyas, tu cara parece diferente (a mí me pasó , cuando me maquillaron para una cena especial). Este producto dura mucho tiempo y después, se puede usar como sombra de ojos, pues tiene unos colores muy bonitos en tonos marrones.

guapa-cancer-cejas-pestaas-1 (1)

Respecto a las pestañas, yo cada día me he pintado una línea gruesa con un lápiz negro (a mí me gusta de L’Oreal, que es blandito y no es muy caro) encima del párpado y también por dentro del ojo, con esto disimulas muy bien la falta de pestañas. En un par de ocasiones he usado las pestañas postizas, aunque yo no he encontrado pestañas para el párpado inferior, y las que te pones en el superior se ven un poco raras porque no se mezclan con tus pestañas… pero se puede probar porque no son difíciles de poner y no son demasiado caras (a partir de 6 euros).

El resto ya lo pintas como quieras, pero es el momento de usar sombras en tonos suaves y usar un corrector para las ojeras o algo que las aclare e ilumine.

Si tú te ves bien, también te verán los demás, sobre todo los que conviven contigo, que ya te verán mal en muchas ocasiones, así que siempre que te encuentres con ánimos….¡A usar la brocha!

 Fdo.: Concepción Herrera Castellano