El cambio de armario de cada estación nos puede venir de lujo para darle una nueva vida a nuestra ropa, y de paso, ahorrar.

Con este tiempo tan raro que estamos teniendo, aunque la primavera ha llegado formalmente, el tiempo aún está dando alguna sorpresa. Aunque bien es cierto que ya hemos comenzado a mover la ropa para sacar la de verano e ir olvidándonos de la de invierno. Ese temido cambio de armario – que a todos nos da una pereza brutal – puede convertirse en algo bueno para nosotros y conseguir ahorrar con él (bien sea con espacio o con pasta gansa).  Una de las cosas que debemos hacer en estos tiempos de crisis mundial apocalíptica sideral es encontrar la manera de no gastar nuestro dinero en cosas inútiles – como la ropa, que las cañas nos vienen bien siempre a todo el mundo.

¿Cómo podemos aprovecharnos de este cambio de estación para ahorrar un poquito y renovar nuestro armario? Ya di una vez consejos para ahorrar en rebajar – que nos volvemos locatis – y en este caso voy un paso más allá y decido revisar nuestras bases.

Deshazte e lo que no uses: Lo primero que aconsejo es que aprovechemos el jaleo para deshacernos de un montón de cosas. Saca todo lo que tengas en el armario por tandas (primero lo que vayas a guardar y después lo que vayas a sacar). Lo que no te hayas puesto en todo el invierno o lo que creas que no vas a utilizar el próximo verano… ¡customízalo, dónalo o véndelo!

Podemos reciclarlas en otras prendas (cortar pantalones, etc…), podemos donarlas para que no sigan ocupando espacio y hacer una buena obra o incluso ponerlas a la venta online  y conseguir algunos euritos – que nunca viene mal. En este caso estamos ahorrando espacio – que ya sabéis que es salud también – y sobre todo calentamientos de cabeza de tener el armario siempre lleno y  nada que ponernos.

– Realiza un presupuesto: Muchas veces nos dejamos llevar y lo mejor es saber hasta dónde podemos llegar. Hazte unos cálculos de tus ingresos y gastos y ponte un presupuesto aproximado. Lo que te compres, tendrá sentido y no te hará sentir culpable y sobre todo intenta no pasarte.

Ahorrar cambio de armario (2)

Lista de lo que tienes y lo que necesitas: Este consejo para ahorrar con el cambio de armario habla por si sólo, ¿no? O ¿soy el único que no se acuerda que tiene tal o cual camiseta y se compra uno igual?. Muchas veces intentamos hacerlo de manera automática, pero, hacedme caso, con el cambio de armario, una ayudita de vez en cuando viene bien que tenemos muchas cosas en la cabeza.

– Compara y vencerás: Ya sabes lo que necesitas… ahora búscalo en varias tiendas para comparar precio y calidad. Recuerda que no siempre lo más barato es lo mas adecuado, que hay veces que gastar un poquito más te ayuda a ahorrar en no tener que estar cambiando de producto tan a menudo.  Para ello, antes de salir de compras, revisa los precios en los catálogos, webs, apps o redes sociales de las distintas tiendas y dirígete a la tienda donde mejor te encaje el producto. Ahora nunca podrás decir que fue algo improvisado.

– Caza gangas. Acuérdate de los outlets, de las ofertas, de los códigos descuento, etc… Tanto físicos como online, hay un montón de posibilidades de outlets que pueden ayudarte a ahorrar y a encontrar ganas para disfrutar a tope de tu cambio de armario. Así que ya sabes, hay que hacerse de todas esas plataformas que ofrecen descuentos. Es verdad que muchas veces ofrecen productos de temporadas anteriores, pero hay básicos que se repiten en nuestro armario y que podemos encontrar rebajados.

Sobre este tema realicé un especial en mi sección Al Ritmo de la Moda de Década FM. Os los dejo aquí por si queréis escuchar estos consejos de mi boca.