Siempre que no sean destructivas, malintencionadas o ilegales considero que si te expones (hablo de bloggers, etc) debes aceptar las críticas y opiniones de todo el mundo.

imageTodo ésto empezó de la forma más casual… ¡A través de un tweet! Los que me seguís ya sabéis que tanto por mi profesión, como por mi placer personal estoy completamente enganchado a las redes sociales donde explico, opino, reflexiono o desvarío!

El lunes me encontré en mi Timeline con este tweet (a la derecha) que enlazaba con la imagen que muestro, “los nuevos e increíbles tacones de Yess Sanz Morales”.  Amparado en la idea de que en redes sociales públicas todo es opinable me lancé y contesté esto (abajo) dejando constancia de que esos zapatos me parecen bastante feos:

image

Hasta ahí, pensaréis, es todo normal… Alguien comparte un look y alguien lo comenta expresando su opinión personal. ¿Normal? Parece que no tanto, al menos  cuando las opiniones no son a favor…. Me sorprendió enormemente el tweet  que respondía… una chica molona, que vive en Nueva York, que puede permitirse estos zapatos de firma; en vez de pasar de todo y demostrar su personalidad, se enfrenta al último mono granadino argumentando que no va a decir lo que piensa por no ser maleducada, a lo que respondí que mi opinión no era malintencionada.

image image

Considero que esto supone dos “errores” que quiero exponeros a ver qué opináis.

    1. No aceptar que  otra gente pueda tener otra opinión, visión, estilo o gusto diferente al tuyo y aceptar dichos comentarios “ negativos”.
    2. Se puede decir absolutamente todo sin perder la educación, así que podría haber contrarrestando argumentando por ejemplo que se tratan de los zapatos de moda, que son de tal diseñador, que lo llevan tal o tal cual, que la revista ésta o la otra ha dicho que son imprescindibles, o incluso que se los ha puesto porque le ha salido del toto. Todas estas respuestas las hubiera visto lógicas y coherentes, es cierto que no hubiera cambiado mi opinión sobre los zapatos, pero al menos habría demostrado personalidad.

    Quizá el único fallo haya sido el mío, de meterme donde no me llamaban y hacer un comentario poco halagador a alguien que no conozco y que tampoco me había pedido opinión. De todas maneras siempre he pensado que mientras mis opiniones no atenten contra los derechos humanos deben ser, al menos, respetadas. Quizá incluso le he dado demasiada importancia a este tema puntual acontecido en Twitter, pero me ha reflexionar y quería compartir mi reflexión con vosotros.

    Opinion y críticaMi opinión sobre este complicado tema de aceptar críticas más allá de los halagos:  Si pretendes ser “culjanter”, exponer tu personalidad, tu opinión, tu individual estilo y tu forma de expresión a través de la moda (o digo más, en cualquier ámbito) también se debe tener en cuenta que en muchas ocasiones no podemos gustar a todo el mundo, aceptarlo, y estar por encima. (Traducción de la imagen: Tienes derecho a tener tu opinión y yo tengo derecho a decirte lo jodidamente estúpida que es – Esta frase se puede aplicar en bucle, indefinidamente)

    ¿Qué piensas tu? ¿Cuando recibes alguna crítica cómo la afrontas? ¿Piensas que se puede opinar de todo en la red o deberíamos cortarnos más?