Eso debió pensar Kate Moss al ver esta genial fotografía con su hija en la revista Vogue. “¡Mecachis Photoshop!”

Kate Moss photoshop

¿y dónde esta el fallo? pensaréis. La verdad es que se trata de una edición inmejorable, una luz magnifica, unos retoques naturales (y no copias transfiguradas convertidas en plástico), que respeta las pequitas, etc… Podría haber sido una foto 10 si no fuera porque se han comido algunos de los dedos de la niña. “¡Mecachis Photoshop!”

Visto en: PhotoshopDisaster.