La respuesta es sencilla, un asesor de imagen. ¿Quieres convertirte en una?

No solamente los famosos o los políticos echan mano de asesores de imagen, hoy en día, cualquiera puede necesitar de los servicios de un asesor personal que le oriente sobre qué vestir. A veces las personas tienen que enfrentarse a situaciones nuevas y se sienten inseguras sobre cómo comportarse y vestirse. Ése es el momento en que te buscan, y depende de ti que te encuentren preparado!

Claro que si lo que quieres es ser tú la persona capaz de indicar qué y cómo ponerse determinado estilismo, está en tu mano convertirte en personal shopper. ¿Cómo? ¡Formándote! Apúntate a cursos de asesor de imagen, que los hay muy buenos. Por ejemplo, en  la Academia Implika, puedes aprender a aconsejar a tus futuros clientes sobre su imagen personal en diferentes ámbitos de su vida, puedes aprender a aconsejar a tus futuros clientes sobre su imagen personal en diferentes ámbitos de su vida, con su curso de asesor de imagen o de personal shopper.

En otras palabras, tu función será decirles qué ropa comprar, qué colores les sientan mejor según su tono de piel, qué corte les favorece, qué hay que vestir en la oficina, en un cóctel, en una reunión informal o en una de etiqueta.  Un personal shopper acompaña a sus clientes a recorrer las tiendas. Como una amiga experta, recomienda y muestra opciones. Intentando dejar el radicalismo a un lado, lo mejor es ayudar a encontrar el aspecto ideal, que combine la moda con la personalidad del cliente. Hay que ser un pelín psicólogo y guiar al “sujeto” a que se acepte como es y a partir de allí proponer cambios posibles de maquillaje, cabello y vestuario.

Podrías terminar empleado cuidando la imagen de una gran multinacional o en firmas de estética o publicidad. También hay puestos en salones de belleza y peluquería o, quizás podrías ponerte por tu cuenta tu propia empresilla de imagen personal y protocolo.
Te dirás que ya haces ese trabajo con tus amigas o amigos, que te apasiona la moda y mil excusas más… ¡Pero quieres convertirlo en tu profesión! Así que es importante dicha formación porque Personal Shopper no se nace, se hace. Por eso es importante hacer Curso de Asesor de Imagen y conocer todos los detalles para tener seriedad.

Piensa bien, lo importante es ayudar a que las personas sean felices, que alcancen sus metas, que nada les impida demostrar quiénes son y de lo que son capaces; y la moda y el estilismo es capaz de conseguir todo esto. Su aspecto debe llevarlos adonde quieren ir y tú puedes ser su “hada madrina” y transformarlos de Cenicientas en princesas. Para más información sobre el curso de asesor de imagen, pulsa aquí.

Ilustración cabecera: Arturo Elena