El amarillo ya sabéis que es un color fundamental en este blog… y cada vez más en las tendencias y ¿Porqué no integrarlo en nuestras casas?

Los colores cítricos pueden convertirse en unos buenos aliados  a la hora de dar vida a nuestra casa. A la hora de crear un ambiente fresco y dinámico en el hogar, los colores cítricos (en este caso hablamos del amarillo, naranja y lima) se encargan a la perfección de esa función, aportando de manera innata vitalidad y energía.

decorar amarillo (9)

Los colores no son únicamente la base de una bonita decoración de los espacios interiores y exteriores. A través de los mismos, se puede transmitir un sentimiento o una sensación, además de tener la capacidad de proporcionar un clima determinado a cada estancia, es por ello que influyen en nuestro estado de ánimo y en nuestra actividad mientras permanecemos en ellas.

decorar amarillo (3)

Aquí os doy cuatro claves y consejos para “el óptimo empleo” de dichos colores en las estancias del hogar. ¡Qué mejor que recomendado por el Señor que sabe combinar el amarillo mejor que casi nadie! (A excepción de Agatha Ruiz de la Prada que es la Máster).

– La importancia del techo blanco: En el caso de que elijamos, por ejemplo, un tono amarillo limón para las paredes de la estancia escogida, será fundamental dejar el techo en blanco; no sólo para no saturar, sino también para provocar un efecto de mayor amplitud y luminosidad. ¿Y si tenemos molduras en techo o pareces? Pueden convertirse en un juego de contrastes muy original pero también un tanto peligroso puesto que pintarlas de otro color resultaría original o atrevido, pero podría restar espacio visual.

– Combinar los colores y los elementos decorativos con astucia: Los colores cítricos son buenos aliados de los colores neutros basándose en el contrapunto y el choque. Las paredes en verde lima combinadas con sofás y sillones en marfil ofrecen una agradable composición mezclando los tonos cálidos. A modo de remate, podemos añadir algún mueble en un color vivo, así como los cojines y las alfombras, dando una resultado armónico y agradable. Recuerda ¡Los pequeños detalles animan sin saturar!

decorar amarillo (4)

– Destacar elementos de la decoración: ¿Y si lo que queremos es un golpe de impacto? Focaliza la atención pintando sólo una pared en el color cítrico deseado. Es una fórmula ideal para ubicar y destacar un bonito mueble al que le tengamos especial aprecio. Por ejemplo, un mueble de madera en color nogal queda bien destacado con un fondo amarillo.

– Piérdele el miedo al naranja: Uno de los colores más denostados en la decoración históricamente – excepto en los 60 – ha sido el naranja (no, no hablo del salmón o el cobre, sino del naranja como tal). Pero este color brinda la calidez del color rojo y el brillo alegre del color amarillo. Si se juega hábilmente con los colores naranja, azul y verde, el resultado es ideal para el salón de una segunda residencia de verano, para una terraza, o bien, para los elementos y accesorios de un jardín. Para los dormitorios, el naranja combina perfectamente con diferentes tonalidades en azul, como puede ser el azul marino, el azul cobalto o el turquesa. Y nada mejor para crear un ambiente cálido, que combinar el verde lima y el naranja con otras tonalidades verdes, incluyendo elementos en tonos azules.

decorar amarillo (11)

Tip final: Los tonos cítricos son idóneos para los espacios comunes, ya que favorecen las relaciones interpersonales y facilitan el dialogo, aportando claridad a las estancias.

En la web de muebles y productos de decoración Westwing encontramos gran variedad de ideas que ayudan a definir todos esos detalles. Y me ha gustado mucho su concepto de viajar sin moverse de casa, ya que con estos colores cítricos nos sentiremos como en un país nórdico donde estas combinaciones de colores se encuentran a la orden del día. Así que ya sabes, decorar en amarillo no sólo es posible, sino que también es divertido.

Fotos: Westwing