En un espacio tan ecléctico como este no puede faltar esta magnífica editorial del mes de febrero de la revista Numéro, donde los fotógrafos Sean & Seng cargan las páginas de pequeños detalles, planos cortos enfocados a puntos esenciales de cualquier mirada, planos abiertos donde la casualidad y un toque pícaro nos hace descubrir momentos especiales.

Barbara Palvin y Samantha Gradoville se dejan llevar es esta historia donde los opuestos se atraen y todo tiene cabida, desde una insinuante apertura hasta romper el clasismo más estricto.  Donde el surrealismo se convierte en el tercer protagonista de cada instantánea.

Estas fotografías me recuerdan a la portada que reseñe el otro día donde Terry montaba a Laetitia Casta en una estatua…