fotos blanco y negro Bruce Weber (1)

Me pasan desde el departamento de prenda de Giorgio Armani de España esta entrevista que han realizado al fotógrafo Bruce Weber por ser e autor de su nueva campaña del perfume Acqua Di Gio Essenza que os hemos presentado en el post anterior. Y me ha parecido muy interesantes as reflexiones de este genial fotógrafo por ello os las trascribo!

fotos blanco y negro Bruce Weber (1)Bruce Weber, es muy conocido por sus rodajes de moda y sus fotos altamente naturalistas de la juventud idílica. El agua a menudo forma parte de su trabajo ¿es un componente importante para usted?

Siempre he sentido la libertad que inspira el mar. Crecí en una pequeña ciudad de la región central de los EEUU que no tenía océano, obviamente; tiene muchos lagos, pero no tiene océano. Así que el agua se ha convertido en un sinónimo de escape de todo, de viajar y de volver a la naturaleza. Uso mucho el elemento del agua en mis fotos, ya sea con personas mojadas o nadando o en bañera o en la ducha… La piel mojada es un tema fantástico en la fotografía. En cuanto a los modelos me gusta fotografiar a gente joven y me encanta fotografiar a gente realmente mayor. Lo que busco por encima de todo es la belleza.

¿Es cierto que la belleza es joven?

No necesariamente. Ya sabes, he conocido a gente a lo largo de mi vida que era mucho más mayor que yo pero su espíritu era mucho más joven. Por ejemplo, conocí al poeta Allen Ginsberg, y era tan abierto y tan libre de expresión como una persona en su poesía. En mi opinión es ahí donde verdaderamente reside la belleza. Pienso que cada día nos aporta una experiencia diferente y hay que sacar algo personal de ello, algo que se pueda compartir.

Sus fotografías también cuentan una historia. Es un fotógrafo y un escritor de historias que se implica en ellas…

Es como esa vieja canción. Cada foto cuenta una historia. A veces la historia te la has inventado y a veces esa historia está pasando justo delante de tus narices. Pero la historia es de lo que trata todo y tienes que tener los ojos bien abiertos para que puedas verla y contarla.

fotos blanco y negro Bruce Weber (3)¿Cuál ha sido tu fuente de inspiración para la campaña de Acqua di Giò?

Pensé mucho sobre el Sr. Armani. Crecí con sus fotografías, con su ropa, con sus fragancias, que siempre he admirado mucho. A veces sólo eran un retrato de una persona pero sentía que esa persona tenía una historia. Quería explorar este campo de una forma más emotiva, en el sentido del detalle, la generosidad… Explicaré lo que quiero decir. Hace años acudí a un pase de moda de Armani en Milán. Posteriormente fui invitado a una fiesta en una casa muy antigua. Mientras subía una monumental escalera podía ver a gente vestida con trajes del siglo XVIII dándonos la bienvenida y portando candelabros. La luz era increíble y en el comedor, en cada una de las sillas había un pequeño cojín que había diseñado el propio Sr. Armani. Ahí es donde quería ir a parar: este tipo de hospitalidad, dando a la gente tanto placer y ese increíble sentido de la delicadeza.

¿Es ésta una de las cualidades características de la casa Armani?

Sin lugar a dudas sí y sobre todo una de las cualidades del Sr. Armani. Siempre ha sido muy apasionado en su trabajo y en su vida; tiene un gran deseo de hacer cosas bellas y resistentes y de compartirlo, así que pensé en ello y en el hecho de que tuviera una casa en una isla, pensé en esa isla y qué es lo que le había llevado a ella la paz y serenidad del lugar. Desde ahí creé una historia junto con Simon Nessman para personificar la fragancia.

Ha estado trabajando con Simon desde hace bastante tiempo…

Conozco a Simon desde que tenía 15 años. Cuando le conocía acababa de llegar de Vancouver y jugaba al rugby y al baloncesto. Le hice sus primeras fotos y desde el principio me gustó mucho su elegante sensibilidad. Tiene algo muy masculino, una gran espontaneidad y una especie de fragilidad oculta. Muestra valentía, y hay que tener mucho coraje para ponerse delante de la cámara, timidez y comprensión. No sólo es guapo sino que tiene alma y una elegancia natural.

En la era digital todavía trabajas con carrete. ¿Qué hay detrás de esta elección?

No sé si realmente es una elección pero tengo que decir que soy de la vieja escuela y estoy contento así. Mi abuela hacía unas fotos preciosas y pintaba y utilizaba carrete y mi tío también utilizaba carrete. Mi padre hizo películas y también hacía fotos: todos usaban carretes y crecí en ese ambiente. Me gusta la calidad que tienen, cuando la luz da a la película y el hecho de que casi se puede tocar la foto y a la persona que hay en la foto.

¿Qué tipo de luz trataste de capturar?

No buscaba ningún tipo de luz en concreto… las primeras horas de la mañana o el atardecer. Sólo quería sentirme como Simon y pasamos el día juntos. No es un momento concreto, congelado en el tiempo, es más una narrativa lineal, una aventura que experimentamos juntos, sólo nosotros dos, durante el transcurso de todo un día.

También produjiste el video de la campaña. ¿Cómo lo conceptualizaste?

Pensé mucho en el yoga cuando estaba trabajando en estas fotos y cómo la fragancia te conecta con el mundo que nos rodea. Me gustó cómo le dio a Simon el valor de acercarse a la cámara y de no tener ningún miedo en ese sentido. Pensé en el agua, la naturaleza y el escenario. Se trataba más de crear un ambiente o una atmósfera que una serie de secuencias en sí. Digamos que la idea partió de ahí, mi imaginación echó a volar: tengo mucha imaginación pero seguramente, eso es lo que se espera de mí.

¿Y cómo trabajó en ello?

Una vez más salió sin pensarlo. No soy una de esas personas que guardan el equipo cuando hay una nube en el cielo. Me gusta la imperfección y el misterio, lo inesperado –estos son temas que tanto Bergman como Pasolini exploraron en profundidad–. Tuve un gran equipo, trabajé con Peter Zuccarini, un maestro de la grabación bajo el agua, y que también ha trabajado en Piratas del Caribe. Aquí también el punto era capturar el matiz sutil y la frescura del mundo de Armani. No lo enfoqué como si fuese una fragancia, sino que quería ir más allá del producto. Creo que sé lo suficientemente bien cómo vive y trabaja el Sr. Armani y esa es la experiencia que quería plasmar en las fotos.

fotos blanco y negro Bruce Weber (2)Has mencionado a algunos de los grandes directores de cine. ¿Te inspira el cine?

¡Claro que sí! Cuando era joven cada domingo por la noche mi familia y yo nos subíamos al coche en nuestro pequeño pueblo de Pennsylvania y conducíamos hasta Pittsburgh. Íbamos a ver películas extranjeras. Muchas de estas películas fotos blanco y negro Bruce Weber (1)eran italianas, así es como pude ver La Dolce Vita, de Federico Fellini y El Ladrón de Bicicletas, de Vittorio De Sica. Me fascinaba el magnético atractivo de Anna Magnani en la pantalla. Los principales nombres del neorrealismo italiano todavía siguen siendo para mí mis principales fuentes de inspiración, como sus grandes actrices, Sophia Loren y Claudia Cardinale por nombrar algunas.

¿De ahí el uso del blanco y negro?

Me dijeron que eso es lo que quería el Sr. Armani y me pareció bien. La elección del blanco y negro era correcta para el trabajo, para Acqua di Giò Essenza, y de forma más amplia para mantener el espíritu de Armani. Cuando se hacen fotos así es muy importante que sean íntimas, y el blanco y negro es perfecto para esto.

También da a Simon una cualidad muy de película…

Sí, de hecho lo hace. He oído todo tipo de cosas sobre Simon. La gente dice que se parece a un dios griego. Lo bueno de Simon es que tiene una calidad frágil, un poco como Alain Delon en sus comienzos, está en ese momento fundamental de tu vida en el que todavía todo es posible pero que no sabes lo que te espera el futuro. Creo que algunos de los directores que he mencionado anteriormente habrían mirado el material y les habría entusiasmado que Simon trabajase para ellos. Bueno, al menos uno de ellos.

¿Quién concretamente?

Lo he pensado mucho y la respuesta podría ser Luchino Visconti.

¿Tiene la campaña un sentimiento muy italiano?

No lo creo. Forma parte de un mundo mucho mayor, incluso si aportaba un “toque italiano” con la luz y la calidad filmográfica… De nuevo no se trataba de una emulación: la idea era capturar, según mi propio modo, el sentimiento mediterráneo, la conexión con el agua, el mar, la libertad corporal en la playa… De verdad que me encanta Italia. También siento lo mismo sobre Francia; es uno de esos lugares en los que puedes pasear por un pueblo o una ciudad y descubrir a alguien, como un personaje, que ha salido de una novela.

girogio armani essenza Bruce Weber (4)Volvemos al cuento…

Sí, porque ahí es donde empieza todo. Y a la belleza, a la belleza de Simon en concreto. Sé que suena un poco raro, pero desde la experiencia creo que la cámara es realmente humana. Hay gente que le gusta y hay gente que no. Simon le encanta a la cámara. Le gusta su cuerpo, su pose, su mentalidad, por eso estas fotos también son una forma de crear un registro de él, un recuerdo.

¿De qué forma?

Déjame explicarme. Vivía en París cuando empecé a hacer fotos. Conocí a todo tipo de gente, artistas, etc., que querían fotografiarme, yo era como el chico estadounidense sin un duro. Pensé que estaría bien y sería agradable pero lo que realmente ansiaba de todo corazón era ser fotógrafo y director de cine. Lo mío era estar detrás de la cámara. No quería ser fotografiado, yo quería ser quien disparara el botón de la cámara… Cuando volví a Estados Unidos, todavía seguía siendo pobre y empecé fotografiando músicos de rock and roll, poetas y gente de ese estilo. Me di cuenta que no tenía que ser tan serio. Cuando vivía en París y fotografiaba a gente de mi edad me hacía sentir muy susceptible y me hacía querer darles un recuerdo de ellos siendo jóvenes. Esta campaña de publicidad para Acqua di Giò Essenza, es como una pieza de historia para el Sr. Armani y para Simon.