En esta ocasión, un post mucho menos largo, no lo dejé para después por ningún motivo concreto, simplemente he tardado más en digerir las propuestas de Maison Martin Margiela y me he deleitado con las creaciones de Valentino.

Maison Martin Margiela

Si Lady Gaga levantara la cabeza… esa ha sido mi primera reacción al ver las propuestas de est paris Fashion Week de la maison, la verdad, me ha sorprendido casi para mal, ya que yo tenía en mente a la casa como una firma arriesgada pero conservando el buen gusto. En este caso me ha parecido una colección “charra” – en mi pueblo significa basta, tosca. Donde para mi contraste enormemente la simplicidad de una de las partes y la complejidad en otra zona de la prenda… La utilización de colores me parece acertada, bastante atractivos, aunque la considero en general. una colección excéntrica y poco representativa -quizá en dos meses arrasen en las tiendas lowcost las rebecas de floripondios – pero para una colección de alta costura me parece más de ornamento que de diseño.

Genial este último vestido de flores / Demasiada flor para un sólo jardín

Valentino

En esta ocasión, sin embargo, me han enamorado las propuestas de Valentino. Las veo ciertamente parecidas a las que mostraba ayer de Elie Saab, donde el clasicismo es la base sobre la que trabajar, pero con un alarde de creación más allá de estridencias. Sinceramente siempre me ha parecido más difícil diseñar algo sencillo, sintético o incluso minimalista pero que resulte espectacular. En este caso no podemos hablar de minimalismo, claro, pero sí de recuperar la esencia.

Genial esas transparencias y escotes insinuantes pero sin pasarse / Demasiado volante y he echado de menos más propuestas en rojo (solo 2)

Fotos: Vogue.es