Lo mismo magulla a Kate Moss, como reflexiona sobre la serie de Fibonacci en sus diseños

Como podrás comprobar Elena Gallen diseña desde su propia concepción de la vida utilizando las camisetas como un soporte dónde reflexionar, expresarse o meramente mostrar sus intereses y “paranoias”. Aquí podemos conocer un poco más las motivaciones e intereses de esta diseñadora-artista.

Elena-Gallen-1

– ¿En tus propias palabras, ¿qué es Elena Gallen?

Entiendo que te refieres a la marca, que lleva mi nombre porque no tiene entidad propia sino que está concebida como una extensión de mi trabajo creativo. Para mi es una forma más de expresión que ha tenido cierto impacto comercial. La marca es el nexo con mis seguidores, posibilita que compren mis obras sin ser coleccionistas.

– ¿Capacidad expresiva de una camiseta? ¿Más que una prenda de vestir?

Yo la concibo como soporte, sin embargo, a nivel personal no me siento especialmente atraída por las camisetas conceptuales. Me gusta coleccionarlas pero suelo optar por ponerme camisetas lisas.

– Referencias a iconos, como dibujos Disney, logos, símbolos, etc… ¿hay que “romper” lo reconocible?

Es una de las tantas formas de ser un poco irreverente.

Elena-Gallen-1 (1)

– ¿Cuál es tu mercado predilecto, a que tipo de publico va dirigida Elena Gallen?

Uhmm… esta es una pregunta habitual en las entrevistas y la verdad es que la respuesta va cambiando cada colección. Mis primeros diseños atrajeron a un público muy concreto en su inicio, mayormente trendsetters, bloggers, fashionistas y gente de la noche. Gran parte de público gay. Sin embargo conforme se popularizaron un poco se amplió bastante el target. La nueva colección es bastante más intelectual y menos icónica, con lo cual he logrado volver a reducir el target a un sector más específico.

– Matemáticas en el diseño de moda. Explícanos ese concepto de Sacred Geometry. Interesantísimo lo de la proporción aurea… ¿Cómo se refleja eso en tus diseños?

Esta colección está inspirada en varios conceptos matemáticos que me interesan desde hace un tiempo y sobre los que he estado investigando durante varios meses. La divina proporción, los sólidos platónicos, los patrones fractales, la secuencia de Fibonacci, entre otros. Hay diseños explícitos como el Phi, que es una pirámide formada por el número áureo con casi todos sus decimales, y otros más tácitos, como el de Nautilus Shell Spiral que integra el elemento natural espiral por excelencia con un rostro humano dando a entender que la estructura espiral se encuentra en infinidad de rasgos humanos, naturales y cósmicos (las huellas dactilares, el oído interno, fenómenos meteorológicos como los huracanes, los remolinos, vegetales como el romanescu, las nebulosas…). Si os interesan los conceptos y la estética etérea que inspira la colección edité un fanzine muy visual que lo recoge todo. Podéis haceros con una copia en shop.elenagallen.com

– ¿De donde surge dicha inspiración?

Por aquel entonces estaba escuchando el álbum Walls de Apparat y empecé a obsesionarme con los fractales por un guiño personal. Poco después, me mostraron la máscara de belleza del cirujano plástico Marquardt y empecé a interesarme por la presencia de la proporción aurea en la naturaleza. Hacía unos años leí un manga de terror japonés llamado Uzumaki sobre la obsesión de un pueblo con las espirales naturales y artificiales. Recordándolo decidí investigar con el chip paranoico de sus personajes como la geometría estaba presente en la naturaleza, la cultura, el cosmos y el propio cuerpo humano. Los resultados fueron sorprendentes.

– ¿Cómo se pasa de referencias muy populares como la sangrante Kate Moss a referencias tan alejadas del mundo de la moda como Fibonacci?

A ojos de quienes no conocen mis intereses y mis referencias puede parecer un salto enorme pero los primeros diseños fueron un juego que resultó tener éxito y convertirse en estandarte de mi trabajo. Que me haya popularizado no significa que sea mi línea de trabajo habitual. De todas formas es perfectamente compatible el interés por la ciencia y la reinterpretación de iconos populares.

– ¿Qué es lo mejor y lo peor de gestionar una marca “independiente”?

La excepcionalidad, el poder crear con total libertad, no fabricar cantidad exorbitantes y la vinculación con tú público es lo primero que me viene a la cabeza. Realmente no concibo contras en la gestión de una marca independiente porque la magia de esta reside en su exclusividad y cambiar cualquier aspecto que pudiera considerarse poco comercial chocaría con los principios de la misma.

– En qué estas pensando ahora – próximos proyectos, etc…

Acabo de sacar el nuevo número de FUEGO, el fanzine que coedito con Coke Batrina. Tengo en mente una nueva colaboración con la marca francesa Kulte para la que diseñé una cápsula el año pasado. Y sigo trabajando como directora de arte y diseñadora freelance. He terminado un proyecto de instalación junto al artesano francés Nicolas Kien, con cajas retroiluminadas talladas a mano que forma parte del proyecto vinculado a Sacred Geometry. Podéis echarles un vistazo aquí.

Puedes seguirla en su página de Facebook.

Imágenes:

· LookBook remitido por Elena Gallen. Fotos de Paul Phung

· Ilustrativas del post:  Kate Moss  (ELENA GALLEN S/S 2008 Luxury & Trash) Foto por Cesar Segarra