Stef-K y su colección “Peace” aspiran a convertirse, como en París, en el must have del verano.

Espana los cabas de Stef-K (1)

Después de crear varios prototipos, en junio de 2008 nace Stef-K, la firma parisina de bolsos que ahora, tras varios años desfilando por las calles francesas, llega a España con “Peace”, una colección limitada compuesta por un original y práctico cabas y un pochette. Fabricados en lino de excelente calidad y con las dimensiones perfectas para su uso diario, 35x32x17cm, los cabas “Peace” están forrados de lona impermeable roja, un material muy resistente que los convierte en un complemento todoterreno, un shopper ideal para la ciudad, pero excelente también para el mar gracias a su impermeabilidad. Llegan a España los cabas de Stef-K, la reinvención de los shoppers

Con el fin de evitar el caos de los shoppers, Stef-K ha creado un sistema perfecto para organizar el contenido de sus cabas “Peace”: dos compartimentos de lona impermeable, un bolsillo de lino y dos mosquetones interiores para colgar las llaves o un neceser. Además, cada cabas tiene 5 corchetes que permiten cerrar el bolso de dos formas diferentes. Son desmontables a través de un atractivo botón para lavar el bolso siempre que sea necesario.

Tan originales como su estampado son sus asas, fabricadas a mano en cuero negro de alta calidad con los bordes en el mismo tono flúor que su grabado, y

Como alternativa y/o complemento a sus cabas “Peace”, Stef-K presenta los pochettes de la misma colección, bolsos-neceser que gracias a su reducido tamaño (27x21cm) y su cremallera se convierten en el complemento ideal para las noches de verano.

Espana los cabas de Stef-K (2)

El modelo cabas Stef-K está disponible a 94 euros (PVP), y el pochette a 45 euros (PVP), ya en las tiendas más in de nuestro país.

(Pasión Lujo, distribuidor exclusivo de Stef-K en España).

Historia de Stef-K y sus Cabas.

En 2008, la caribeña isla de SaintBarthélemy de las Antillas francesas se convierte en passerelle improvisada para Stephanie Levert, quien luciendo sus prácticos y originales bolsos -diseñados y fabricados por ella misma-, en las paradisíacas playas de Saint-Barth llama la atención de sus exclusivos visitantes, muy interesados en lucir uno de sus modelos.

Conocedora de la moda y de lo que necesita la mujer en su día a día, Stephanie le da un giro a la idea del cabas francés, y a su regreso a París comienza a trabajar sobre el concepto que tanto interés había despertado: calidad, practicidad y un diseño muy trendy.

El punto y final a su acabado y lo que les convierte en una colección todavía más especial es su proceso de montaje, realizado íntegramente y con mucho amor en un ESAT, establecimiento médico y social que tiene el fin de integrar profesionalmente a personas con discapacidad.