La moda pasa, el estilo permanece… ¡pero los 90 siempre ganan! Y los llamados ‘The Pop Kids’ seguimos dándolo todo.

El título de este post hace referencia a la canción ‘The Pop Kids’ de Pet Shop Boys, una de mis canciones favoritas. La tenía en mente al pensar en este look. Me encanta darme cuenta de que en la moda, como en la música, hay cosas pasajeras y otras que consiguen tener tanto peso que se convierten en otro concepto: en un elemento superior capaz de seguir poniéndonos los pelos de punta años después. Así que dale al play y déjate llevar por este ritmo, ya que los 90, casi treinta años después, están más vivos que nunca en forma y fondo.

Un concepto común sobre los 90 es que se marcaron a golpe de actitud. Como en cada época, la moda era una vía de expresión mediante la que la actitud de cada uno se mostraba frente al mundo. Éramos –o eran, que yo en los 90 todavía era un renacuajo– una obra de arte en sí misma intentando encajar en la galería o buscando por todos los medios salir de ella. Creatividad, locura, comodidad, sencillez, minimalismo o maximalismo eran conceptos que, aunque enfrentados, convivían en armonía. Había espacio para grandes nombres que intentaban reinventarse o jóvenes que proponían nuevas alternativas. ¿Os suena todo esto? ¡Se parece mucho a lo que vivimos ahora! ¿No creéis?

The Pop Kids The Pop Kids

The Pop Kids The Pop Kids

Es por eso que comenzaba este post haciendo humor sobre la tan manida frase de Coco Chanel: “la moda pasa, el estilo permanece”, porque creo que más allá de mantras repetidos, la moda se basa en elementos mucho más emocionales. Los llamados 90’s kids (‘The Pop Kids’) no nos identificamos solo con un choker o una camiseta bajo un vestido –eso se queda en el postureo– sino que nos gusta pensar en una serie de conceptos que nos ayudaron a crecer y a expresarnos.  Por eso saco de mi armario mi arsenal “noventas” para mostrar por fuera todo lo que llevamos por dentro. Libertad, actitud y ¡ritmo!

The Pop Kids dav

Unos vaqueros “rabicortos” mostrando calcetines blancos, un pañuelo bandana en el bolsillo, las J’Hayber y unas gafas originales de los 90 –eran de mi padre– se complementan con un elemento nuevo: la camiseta Arte de Sergi Anónimo, un amigo y diseñador granadino cuya colección mezcla magistralmente el arte con toques de los 90. ¡No podía faltar en este post!

Zapatillas: New Olimpo de J’Hayber (aquí) / Vaqueros: Pull&Bear (parecidos aquí) / Camiseta: Sergi Anónimo (aquí) / Gafas: vintage

The Pop Kids

Descubre más estilismos: Estilo Diario