Aunque no lo parezca, la vida de un bloguero de moda también transcurre en pijama y cómodamente en su casa ¡Aquí os cuento un finde tranquilito!

Lujo, glamour, fiestas, regalos, admiradores, eventazos, etc… ¡La vida de un bloguero de moda es un no parar!… O eso piensa la gente, porque en realizad donde más tiempo pasamos es en casa en pijama y sentados frente al ordenador. ¿Y cuando llega el fin de semana? ¡Pues también! Como todo hijo de vecino hay findes que apetece más o que tienes más planes y otros que sólo te apetece estar en casa tranquilito, incluso a veces aburrido.

un finde en pijama gafas amarillas (1)

En un finde como este, no me quito el pijama en todo el día ¡Que placer! Sentarte en el sofá a tontear con el móvil y chequear las redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter) o ponerte a jugar a la última aplicación de moda (Ahora estoy enganchado a la App de Kim Kardashian y al juego Dots.

un finde en pijama gafas amarillas (6) un finde en pijama gafas amarillas (7)

un finde en pijama gafas amarillas (8)También es un gustazo poder atracar la cocina y rebuscar en el frigorífico, una y otra vez, para picar entre horas. ¡Entre semana intento no hacerlo!

Y tomarse un buen zumo o, ahora con el frío, un caldico caliente. Y volver al frigo cada media hora y rebuscar…

Tener tiempo para remolonear en la cama, leyendo un buen libro o – como veis en la foto – un reviston de esos para soñar y descubrir el mejor “mundo de la moda”. Incluso para quedarte dormido y poder hacer un beauty sleep durante horas.

un finde en pijama gafas amarillas (3)

Hacer las tareas de la casa que tanto pospones durante la semana o ponerte a ordenar el armario, o en mi caso el zapatero, siempre es un momento relajante. Y mirad si evito quitarme el pijama que ¡El sábado hasta bajo la basura con él!

un finde en pijama gafas amarillas (14)

En definitiva, os muestro un cachito de mi tranquilo fin de semana para descubriros que los blogueros de moda también disfrutamos de nuestros pijamas –¿ahora espero que los demás compañeros bloggers no me dejen de hablar por contaros este secreto!

Pijama y bata: Soy Underwear

Agradecimientos a Charlie, mi compañero de piso, que ha visto invadida nuestra intimidad en esta sesión de fotos