En esta ocasión me “tatúo” para comprobar la acción y reacción de los tatuajes temporales o calcomanías.

sono la mia arte

Hace algún tiempo llegó un mail sorprendente a mi correo, la empresa sueca Fake Tattoos me consideraba un famoso “bloguero top” (sin ser yo nada de eso) y quería enviarme algunos de sus tatuajes temporales “un nuevo tipo de accesorio de moda y gran tendencia en EE.UU. y Europa” decían, para que los probara en mi propia piel.

sono la mia arte4Siempre me han encantado – y me las he puesto casi todas – las calcomanías que vienen en chuches, patatas, etc… Así que ni corto ni perezoso acepte “el reto”.

Por una noche me he convertido en un personaje casi salido de Jersey Shore, camiseta negra “remangada” y una frase en italiano que reza “Yo soy mi propio (obra de) arte” con letras góticas. Un tatuaje que jamás se me habría ocurrido hacerme en a vida real, y que me ha supuesto alguna situaciones muy divertidas… sorpresas entre mis amistades, cierta expectación por ver los resultados y sobre todo sorprender y cambiar el chip durante unos días.

sono la mia arte3Además, me explicaban en el mail que trabajan con diseñadores invitados, y sus tatuajes no se pueden comprar en cualquier otro lugar que no sea la web. Ya sabéis que la base de este blog, y casi de mi personalidad, es el eclecticismo, y si un día puedo parecer el sueco más sosísimo del universo, al día siguiente me apetece convertirme en un italiano un poco cani y ególatra. Y por supuesto, en este rol de Experiencia Ecléchico no podía faltar una camiseta Versace.

En un par de días estas marcas habrán desaparecido de mi brazo, pero estas fotos, y las experiencias, comentarios y reacciones, además del gustazo de verte con algo nuevo y diferente durante algunos días me acompañarán durante mucho tiempo.

Conclusiones

  1. Elige muy bien el sitio donde te tatúas, no podría soportar toda la vida ese manchurrón negro que parece que esta torcido en algunas posturas del brazo. / Tened en cuenta que el cuerpo gira y dobla… la S esta casi ausente por el doblez del codo.
  2. Hay frases que entiende muy poca gente
  3. No me debía de quedar del todo mal porque quién no me conoce de “diario” no se sorprendió ni le pareció extraño. Me replanteo, entonces, muchas cosas de mi estilo.
  4. Con cosas como ésta mis padres deben pensar que se me ha ido un poco la pinza
  5. Los tatuajes temporales o calcomanías molan mogollón.