Este fin de semana tuve la suerte de recorrer los fondos del Museo del Traje de Madrid ¿Te cuento algunas cosas? #InsideMuseoDelTraje

fondos Museo del Traje (2)

La sorpresa llegó apenas un par de días antes, cuando las geniales organizadoras de las Jornadas de Blogs de Moda en el Museo del Traje (prontito tendréis crónica también del evento) me invitaron a convertirme en bloguero colaborador… dándome la “tarjeta dorada” para ser uno de los pocos VIPS que tenían una visita guiada y privada a los fondos del museo del traje. Reconozco que estaba un poco nervioso a la par que ilusionado. Ya sabéis que me encanta vivir la moda desde todos los ángulos, y éste, sin duda, iba a sorprenderme.

Primero que todo – mi cabello es real – quiero avisaros que ver esta interesante parte del museo no es tan difícil como pareciera, ya que está abierta a grupos organizados, expertos en el tema y alumnos, pero por si os pilla a desmano aquí os cuento lo más interesante. Aquí puedes ver un vídeo resumen de la experiencia… pero cuidado ¡Spoiler a la vista!

Nos guió la encantadora Clara, encargada de temas de difusión del Museo, y tras abandonar la zona noble del museo descendimos a unos gigantes sótanos con techos altísimos y con un espacio seis veces mayor que la zona de visita del propio museo ya que los fondos y almacenes ocupan todos los jardines que rodean el edificio. Como en Museo también es para guardar “los testimonios del patrimonio etnológico representativos de las culturas de los pueblos de España” (toma ya Wikipediazo), dentro de él se guardan de los más variopintos elementos. Pero vayamos a lo importa ¡La ropa!

fondos Museo del Traje (7) fondos Museo del Traje (3)

Una visita que comienza con un poster de Manolo escobar ¡NO PUEDE IR MAL!  Al principio vimos por donde entran los trajes “sucios” donde los limpian y se ponen en cuarentena para librarlo de ácaros o pequeños problemas posteriores. Posteriormente nos enseñaron la zona de trabajo de restauración e incluso pudimos ver en “la mesa de cirugía” algunos Pedro Rodríguez, trajes de los años 20, incluso una pieza propia de los 60 de El Corte Inglés, además de elementos históricos.

fondos Museo del Traje (6) fondos Museo del Traje (4)

Tras enseñarnos la zona de maniquís – parecida al sótano del descuartizador de Boston – y explicarnos que a cada pieza del museo se le hace su propio maniquí para que encaje a la perfección y adaptarse a las diferentes formas y cuerpos a lo largo de la historia, se nos explicó los métodos de conservación y restauración.

Clara nos explicó que el Museo no posee las propias prendas o elementos, si no que depende directamente del estado, que es el que destaca partidas presupuestarias para comprar los lotes en subastas. Debido a ello y a pesar de tener más de 30.000 piezas de indumentaria en su espacio, nuestro Museo del Traje apenas tiene moda contemporánea, puesto que llegan pocas cargas y algunas donaciones. Pero se resarce con la genial colección de prendas de los siglos XVI, XVII y XVIII que ocupan sus filas.

fondos Museo del Traje (9)Así que nos fuimos a verlas directamente. Dentro de un archivo inmenso y metidos en cajas protectoras o fundas se encontraban algunos tesoros históricos capaces de definir el atuendo y la composición no sólo física, sino social de una época. Allí alucinamos con los bordados y los acabados, la riqueza de los tejidos y los diseños.

Incluso Clara nos contó una divertida anécdota que suelen protagonizar los más pequeños cuando realizan esta visita, que siempre dicen “¡La dueña de este vestido ya está muerta!” con cara de asombro.  ¡Qué mejor manera para definir el inexorable paso del tiempo y la trascendencia de lo que dejamos a nuestras espaldas!

¡Además, algunas blogueras comentaron que desearían tener un armario como ese. ¡Espero que se refirieran de grande y no de “old fashion”!

Posteriormente nos metimos en “la jaula”, donde pudimos descubrir donde guardaban la cartelería y papeles en grandes carpetas y en la plata superior cientos de armarios etiquetados con nombres que quitarían el hipo al más pintado… Chanel, Dior, Balenciaga, Rabanne, Gaultier… Armarios muy normalitos, de madera un tanto común pero ¡con tanto arte en su interior! Clara sacó algunos vestidos referente y pudimos tocarlos, comprobar los tejidos, el peso…

fondos Museo del Traje (12) fondos Museo del Traje (11)

Esta visita se convirtió en una verdadera muestra de cómo la indumentaria y las creaciones vinculadas a la moda pueden convertirse en objetos de arte y deben ser tratados como tal ¿tendrán ya algún armario en el Museo del Traje asignado para el jersey de Bob Esponja de Jeremy Scott para Moschino? Prometo que la próxima vez que vaya le pregunto.

fondos Museo del Traje (8)

Y si os ha gustado esto… no os podéis perder: Aquí podéis leer la crónica que ha escrito Lourdes de Tu Look Habla sobre la experiencia, donde os da muchos más detalles. / Aquí puedes verLos Si y Noes del Museo del Traje sobre los que reflexioné el año pasado cuando visité la parte de arriba.