El pasado fin de semana pude disfrutar de una increíble cena en el restaurante de Ramón Freixa de Madrid gracias a Solán de Cabras.

20131102_214927 20131102_214911

La pasada edición de Cibeles fui invitado por Solán de Cabras para poder conocer la pasarela desde dentro y contar todo lo que la marca de agua realiza en su unión con la moda. Esto se trasladó en un vídeo ¿Quién dijo que no se podía brindar con agua? (que puedes ver aquí). Entre los varios vídeos que presentaron los blogueros participantes de esta iniciativa,escogieron el mío como ganador del premio de una cena de lujo en el restaurante de Ramón Freixa en Madrid.

El restaurante se encuentra en el Hotel Único, en el barrio de Salamanca, y cuenta con el reconocimiento de 2 estrellas Michelin. Expectante y alegre por descubrir algo tan novedoso – nunca había estado en un restaurante de autor – allá que me fui con mi amiga Mercedes el pasado sábado. ¡Fue una experiencia increíble!

En un entorno muy especial y limitado – hay un máximo de 35 plazas por noche pero el sábado pasado sólo estuvimos en el salón unas 14 personas – destacaba la conjunción entre sobriedad y modernidad. En una cena que duró 3 horas descubrimos decenas de nuevos sabores y combinaciones que jamás pensé posibles.

1383425915424 20131102_221916

¡Que montón de sorpresas! El menú consistía en una serie de platos – alrededor de una quincena – en la que ir degustando muchas y variadas propuestas. Destacar la perfecta unión entre ingredientes clásicos y caseros frente a interesantes y novedosas formas de unión en conceptos. Nos sorprendió enormemente las “flores de alcaparras fritas”, la “raspa comestible” o la “trufa de alcachofas”. En el apartado del gran sabor del plato – que dejaban sin palabras – mi favorito fue el “socarrat de setas de otoño” y el “Meloso de ternera a la royal”. Los postres, también sorprendentes, mezclaban elementos que jamás pensaríamos que pudieran formar parte de algo dulce, cono el sándalo.

20131102_222935 20131102_232557

1383432478414 g31

Como curiosidad puedo contaros que nos ofrecieron una serie de bollitos de pan casero, que realiza el propio padre de Ramón Freixa, siendo mi preferido el de algas. Bebimos el cava “Burbujas” by Ramón Freixa además de la indispensable agua de Solán.

20131102_225458 20131103_001938

Y para finalizar, entre los detalles a tener muy en cuenta destacar el exquisito trato de los camareros y su agradable disposición, y la vajilla servida durante la comida, que yo que soy muy fan de la utilería de cocina – no sé si los platos, vasos, cubiertos, etc en su conjunto tienen un nombre específico. El suelo, los ropajes que cubrían las paredes, el mural que mostraba una vista nocturna de la Gran Vía Madrileña creaban una sensación de confort y cercanía estupenda. (Aquí abajo podéis ver una foto de su página web)

restaurante ramon freixa madrid

Un experiencia que mezcló la vanguardia y el lujo, además de la cocina innovadora y una velada genial. Gracias Solán de Cabras por hacerlo posible, gracias equipo del restaurante de Ramón Freixa y gracias Mercedes por ser mi acompañante.