El martes hice una escapada a Madrid para beberme un par de gin tonic. ¡Si, así, ni más ni menos! pero ¡Menudas mezclas en la final de The Gin Collection Contest!.

En un inesperado espacio en Madrid se produjo el martes pasado la final del concurso de cocteles organizado por The Gin Collection. Y yo como buen aventurero – y fan del gin – no quise perdérmelo.

Cada uno de los finalistas – de todas partes de España – tendría que realizar un cóctel con una de las ginebras de la colección de The Gin Collection: la clásica Greenall’s, la floral Bloom, la herbácea Berkeley Square Gin y la especiada Opihr Oriental Spiced Gin. ¡Pero otorgadas al azar! Además cada uno podía llevar sus propios utensilios y “decoración”. Uno a uno fueron exponiendo y realizando sus cócteles, y contando las historias que detrás de ellos se encuentran.

Y os aseguro que suena “sencillo” y “tranquilo”, pero no os hacéis una idea de la tensión que se acumula al verlos temblar echando la bebida o viendo cómo se les echa el tiempo encima (tenías 5 minutos para preparar l entrono y sólo 3 para hacer el cóctel). Los ganadores fueron:

THE GIN COLLECTION CONTEST_Javier García Vicuña ganador_ THE GIN COLLECTION_La Ruta_coctel ganador_

Javier García Vicuña (Café Real y Eventus, Logroño) con su cóctel “La ruta”.

THE GIN COLLECTION CONTEST_Alvaro Martín Cuesta ganador_ THE GIN COLLECTION_Traditional Cream_coctel ganador_

Álvaro Martín Cuesta (Hotel Art, Bilbao) con “Traditional Cream”.

THE GIN COLLECTION CONTEST_Borja Mauriz ganador_ THE GIN COLLECTION_The Pearl_coctel ganador_

Borja Máuriz (Grand Hotel, Salamanca) con “The Pearl”.

Así que parece que ¡Para mezclar bien hay que ir al norte! (Aunque Rafaella bien sabe que en el sur hacemos otras cosas bien también).

El concurso estuvo presentado por Tupac Kirby – que me parece que tiene uno de los nombres más molones del mundo mundial – famosos en el mundo de los cócteles por su empresa “The Cocktail Room” Y los jurados fueron una serie de expertos como Jared Brown, el reconocido barman Carlos Moreno y los periodistas Jesús Bernard y Óscar Barranco – que aunque no os suenen de nada son verdaderos cracks (eso me dijeron de buena fuente).

The gin collection  concurso cotelería (1) The gin collection  concurso cotelería (2) The gin collection  concurso cotelería (3)

El jurado seleccionó a los 3 ganadores valorando la originalidad y presentación de sus cócteles; destreza en la presentación; aroma, gusto y equilibrio; así como el vínculo con la historia de cada una de las 4 marcas. Y el ganador se va con la marca a Londres a conocer la “Gin Lane” donde conocerán locales clásicos de coctelería de la mano de barmans de reconocimiento internacional. ¡Y oye, si queda alguna plaza me apunto yo también! Que un buen gin siempre alegra.

Aquí podéis ver un pequeñito vídeo que resume la tarde:

En este tipo de concursos no sólo se ve la actuación de los participantes y se elige a un ganador – y se bebe bastante y esas cosas – sino que en mi caso también ha servido para poder conocer muchos detalles del arte de la Mixologia – que es como se denomina en estados Unidos, Europa y Japón a “el arte y estudio de hacer cócteles” – y quiero trasladároslo porque ya sabéis que este blog, además de entretener, también pretende informar.

The Gin Collection Contest Gafas Amarillas (2)

Y en este campo debo dar las gracias a Elvira de Un poco de Maldaz, porque me acompañó durante toda la tarde aguantando mis mil preguntas. Podéis ver su crónica super profesional porque su blog esta dedicado a los cócteles aquí.

  Y aquí viene la parte graciosa

Esta noche no te acostarás sin tomar un trago -echándote unas risas – saber algunos detalles del mundo de la coctelería, e incluso puedes fardar con tus amigos ¡Estos datos siempre vienen bien!

  • Desde 2015 está mal dicho el término Ginebra para referirse a la bebida. Se dice GIN. Punto. Así se ha definido internacionalmente y no tiene traducción al español. Lo otro es sólo una bonita ciudad europea. (Aunque supongo que aún os entenderán en vuestro bar de siempre cuando la pidáis, tranquilos).
  • Un Gin Tonic sin más – ni aunque le echen una rodaja de limón – NO ES UN CÓCTEL, es un combinado. Si le echas Sprite tampoco. Y si le echas Coca Cola a la ginebra, abandona este blog inmediatamente. Por favor, sin formar escándalo.
  • No hay límite máximo de ingredientes para un cóctel, así que si, esto se puede ir muy de madre.
  • No les gusta nada que les digan cocteleros, hay que decirles bartenders. Porque las palabras importan. (Hacedme caso y no lo intentéis, que si las miradas matasen yo ya estaría con San Pedro).
  • El estilismo forma parte fundamental del “juego” ya que define la personalidad del bartender y el estilo de cóctel. No llevan tirantes por gusto.
  • La historia – como en todo – es muy importante. No sólo debe estar rico, sino que debe tener un de dónde y un porqué.
  • Un buen cóctel no debe tardarse más de 3 minutos en prepararlo (por muchas cosas que lleve).
  • Los nervios no son buenos amigos ya que se valora mucho la soltura y los movimientos dentro de la evaluación de mis concursante. Por ejemplo, el hecho de “buscar por la mesa” se penaliza porque significa que el bartender no sabe donde va dejando las cosas y no maneja su entorno laboral. Si esto me pasa a mi – míster despiste – me habrían echado antes de empezar.
  • Hay que tener la mente abierta – MUCHO- y no poner caras raras cuando mezclan cosas que a simple vista quedan tan raras de mezclar como clara de huevo, chocolate o canela con Gin. Tu sonríes, y te lo bebes y listo. probablemente te sorprenda lo rico que está.

The Gin Collection Contest Gafas Amarillas (1)

Podéis ver los otros artículos que realicé sobre The Gin Collection

Los 4 caballeros de la Ginebra

GinFizz Twist, un cóctel que nos lleva al trópico.

Foto cabecera:  http://www.josemarmol.es/