Todos somos fragmentos no sólo del hombre en general, sino de nosotros mismos”. Georg Simmel (1858-1918)

Participo en un concurso internacional con la firma de relojes Bomberg, para la cuál he realizado una sesión de fotografías luciendo el modelo 1968 de Bomberg y reflejando “dualidad”. Hoy comienza esta aventura, que espero me lleve muy lejos, hasta Suiza ni más ni menos, enseñándoos el proyecto que he realizado y mostrando el porqué, además de mover todas estas imágenes por las redes. Espero os guste.

Fragmentos Senor Gafas Amarillas para Bomberg (1)

Fragmentos Senor Gafas Amarillas para Bomberg (2)

Una personalidad fracturada entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad. Un puzzle complejo pero simétrico, un caleidoscopio, un mandala… Un encuentro positivo y negativo que pone frente a frente a nuestra personalidad en lucha constante. Todos somos uno, todos somos dos, todos somos mil fragmentos.

Fragmentos Senor Gafas Amarillas para Bomberg (3) Fragmentos Senor Gafas Amarillas para Bomberg (4)

Cómo surgió la idea

La dualidad no es sólo externa, se trata también de parte de nosotros. Encontrar un caleidoscopio abandonado en una plaza nos dio la pista. Es la misma visión reflejada y multiplicada. Además, mientras paseábamos por Granada (España) pudimos comprobar entre los cristales rotos de una ventana en un edificio antiguo cómo se mezclaban los azulejos de inspiración nazarí, la arquitectura contemporánea y la propia naturaleza. Todos en un mismo frente. Somos así, fragmentos de experiencias vividas, de decisiones y de gustos.

Fragmentos Senor Gafas Amarillas para Bomberg (5) Fragmentos Senor Gafas Amarillas para Bomberg (6)

Créditos: Manuel J. Romero Herrera. (El señor de las Gafas Amarillas) / Fotografía: Javier Gavilán Águila y Gema Reyes Vico / Edición y post-producción gráfica: Gema Reyes Vico.