Sus cinco emblemáticas rayas las hace inconfundibles al tiempo que rememora sus orígenes en su debut de Wimbledon en 1966.

K-Swiss (2)

K-Swiss (1)K-Swiss fue fundada en 1966 en la ciudad de Los Ángeles (California) por Aete y Ernie Brunner,  dos hermanos suizos que emigraron a Estados Unidos y, atraídos por la práctica del tenis, comenzaron a buscar unas zapatillas para jugar que aunaran estilo, resistencia y comodidad.  Pero no las encontraron. Fue así como decidieron ponerse manos a la obra y diseñarlas ellos mismos.

La fusión de ideas traídas de suiza junto con el estilo de vida americano dio como resultado las primeras sneakers estadounidenses de tenis totalmente de piel que se basaban en la fabricación de las botas de esquí a las que bautizaron “The Classic”.

Un diseño de tres piezas con una suela exterior hecha de un solo tramo de caucho y un sistema de cordones sujetados por anillas en forma de “D” que tiraban de cinco bandas, rápidamente las convirtió en un verdadero icono dentro y fuera de las pistas de tenis.

Ahora, cinco décadas más tarde, para la temporada otoño – invierno  2014/2015 K-Swiss reintroduce The Classic II, uno de los grandes iconos de la historia americana en un diseño de suave piel con interior de algodón trenzado.

K-Swiss (3)