Genial el desfile de la firma Imitation, que desplegó todo lo necesario para una boda en la que eran los invitados los encargados de mostrar las tendencias para la próxima primavera – verano 2012.

Me encantan los desfiles con algo de historia, bien a través de la música, bien a través del concepto o superbién en el caso de la firma Imitation, que decidió montar un jolgorio de boda bohemia en la pasarela de Nueva York.

Con un aire muy romántico –¿Puede haber algo más romántico que una boda con toques bohemios? – nos ha enseñado sus propuestas para la próxima primavera verano 2012 de la mano de glamurosos asistentes a una boda, con sus pétalos de flores y todo en el suelo, que convirtieron en el desfile más que en una muestra sintética, en una verdadera declaración de intenciones.

 

 

La idea es mostrar elegancia pero relajada, casi familiar y entre amigos y por eso ver a modelos cogidas del brazo de sus maromos sonriendo,  con caras de amabilidad y buen rollo pero con un toque de distinción. Muy propio de una boda de nivel medio y tan romántica como ésta – que las sonrisillas se escapan casi sin querer…

  

Geniales los sutiles toques de los años 20 de algunos de sus diseños… (se trata de una tendencia que también se ha repetido en esta edición de la NYFW)

 

Sin duda me parece una genial puesta en escena que refuerza inconmensurablemente la estética y los diseños, porque como dije antes en el post de Creatures of the Wind, la ropa y el diseño es mucho más cuando tiene vida.