¿No es curioso que las actrices decidan no peinarse el día que más cámaras las están grabando de todo el año?

De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda la jodida manía de no peinarse en Los Oscars…. y cuando digo Oscars podemos extrapolarlo a diferentes estrenos, galas, premios o premiêres. La tendencia del effortless o relax beauty ha conseguido que cada vez más celebritys y actrices opten por maquillajes y peinados muy sencillos para sus looks de alfombra roja pero ¿Demasiado sencillos?

No seré yo el que abogue porque vayan pintadas como puertas y con moños cuya complejidad no sea capaz de comprender ni la vlogger de tutoriales de peluquería más aplicada del mundo; pero si es cierto que me chirría enormemente el contraste que se produce entre sus elecciones de vestuario y como lo finalizan con el maquillaje y peluquería – que creo que es una parte fundamental en el estilismo completo. No basta sólo con llevar un vestido espectacular, hay que llevarlo a su máximo exponente haciendo que todo cuadre.

Comprendo perfectamente que hay estilismos en los que encaja a la perfección parecer que no vas peinada – y sí, digo parecer porque aunque creamos que van sin peinar, en realidad van totalmente producidas –  que tu pelazo y lozanía natural es todo lo que necesita ese vestido para lucirse, pero en un alto porcentaje de las veces lo que se consigue es justo el efecto contrario y argüir la siguiente pregunta: ¿No le ha dado tiempo a peinarse?

Voy a poneros un par de ejemplos, a ver qué os parece, amparándome en estos Oscars 2016 (aunque ya os he dicho antes que me refiero a las alfombras rojas en general). Aquí vemos a Margot Robbie, una de las mujeres que me parece más guapa (y sexy) del mundo con un vestido “estatuilla” – como se llaman a los vestidos dorados en los Oscars. No le puede quedar mejor, ir más propia y ser más guapa pero… ¡tachán! Ha salido de la ducha y ha pasado de peinarse ni maquillarse (o eso parece). ¡Es que ni “darse un planchazo rápido” en plan chavala que va de fiesta! What happen Margot?

What happen Margot?

Sin embargo, en esta misma gala he encontrado un ejemplo – y una mujer – que no conocía y me ha fascinado. Se trata de Jennifer Flavin (la mujer de Silverter Stallone). Aparte de lo maravillosa que me parece bien recauchutada y sexy con casi 50 años, creo que ha sabido recoger a la perfección lo que comento de “vestidos a los que les pega ir despeinada”; este vestido lencero de YSL con mucha carne al aire encaja perfectamente con ese peinado un tanto trasnochado. (por favor, abstenerse de mirar a Silvester que da pánico).

Jennifer Flavin sin peinar Oscars

Aquí os dejo una galería con algunos ejemplos de lo que considero un estilismo fallidos por culpa de “La jodida manía de no peinarse en Los Oscars“.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

REPITO: No pido peinados y maquillajes imposibles, estrambóticos o de editorial; sólo estilismos que se contemplen de pies a cabeza y no dejen a un vestido maravilloso desemparado en un limbo de pasotismo.

¡A @GafasAmarillas y a mí nos cabrea que vayan a Los Oscars sin peinar! Clic para tuitear

PD: No he incluido en este artículo a las que iban con “coleta o m0ño desecho como recién cogido al llegar a casa tras ponerse en pijama” porque me estaba poniendo malo. (y si sigo buscando en otras red carpets del mundo lo mismo me da un infarto, pero ya habéis entendido el mensaje. ¿no?).

Rachel McAdams