La historia de la Ley Seca nos sorprende con curiosidades, personajes y anécdotas que ni el mejor relato podría inventar.

“La virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, el uno por exceso y el otro por defecto” – Aristóteles.

Parece que nadie hacía ya caso a Aristóteles en Estados Unidos a principios del siglo XX. El exacerbado puritanismo y la extrema permisividad se confrontaron en una de las épocas más turbulentas e inspiradoras de la historia de Norte América. Los locos años 20 estaban impregnados en plumas, lentejuelas y alcohol pero ¡Si estaba prohibido! Descubramos qué, quién, cómo, porqué y sobre todo, algunas cosas sorprendentes y molonas que redescubrir sobre la Ley Seca y su repercusión posterior.

Un chupito de historia

El denominado “Movimiento por la Templanza” no era algo nuevo en Estados Unidos. Auspiciado por líderes religiosos de iglesias protestantes, llevaba buscando la moderación de los placeres y la prohibición de las bebidas alcohólicas desde comienzos del siglo XIX. La confrontación que supuso la llegada de inmigrantes Irlandeses o Alemanes – pueblos a los que “no les gusta nada de nada beber” (guiño, guiño) – a sus territorios hizo que se radicalizaran aún más. Cuando intelectuales y líderes sindicalistas se unieron a esta solicitud del Movimiento`para capar la producción de alcohol, según ellos “porque provocaba atraso y pobreza en los obreros” se creó el germen político necesario para cerrar la pipeta. No sería hasta 1917 cuando se aprobó la XVIII Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos (puedes leer la enmienda aquí), junto con la Ley Volstead que establecería la “Ley seca” en el país, también llamada “Prohibición”.

Ley Seca Cutty Sark #CuttyNYC (1) Ley Seca Cutty Sark #CuttyNYC (1)

“Quedará prohibida por el presente la fabricación, venta o transporte de licores embriagantes dentro de los Estados Unidos y de todos los territorios sometidos a su jurisdicción, así como su importación a los mismos”. – XVIII Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos

Ley Seca Cutty Sark #CuttyNYC (speakeasy)Fue en ese momento cuando comenzó el auge desmesurado de la industria clandestina, mercado negro, las luchas de control de territorios de distribución, actividades mafiosas, los precios elevadísimos del alcohol prohibido, los sobornos y amenazas. Fue el auge de personas capaces de burlar la prohibición y de los denominados “speakeasy”, que eran los establecimientos que vendían alcohol a pesar del riesgo.

A finales de los años 20 sería el propio pueblo el que comenzara a pensar que “había sido peor el remedio que la enfermedad” y comenzaron a culpar a la Ley Seca del aumento de la inseguridad ciudadana. A esto se sumo los efectos colaterales del crac del 29 que hicieron que el gobierno viera necesario encontrar nuevas formas de financiación con impuestos. En 1932 Franklin Roosevelt, del partido demócrata, confirmó que de salir escogido como presidente derogaría la anterior enmienda. Como detalle cabe destacar que la de la Ley Seca es la única enmienda que ha sido completamente derogada y no modificada o revisada. La nueva enmienda (XXI) fue ratificada el 5 de diciembre de 1933 en el senado estadounidense.

Una cuestión de nombres

Toda historia no es nada sin sus grandes protagonistas. Encontramos una serie de nombres vinculados a la Ley Seca que nos sorprenden y conquistan:

los nombres de la Ley Seca Cutty Sark #CuttyNYC

Al Capone: ¿Qué decir del gánster por excelencia? Durante los años 20 se convertiría en el criminal más importante de Estados Unidos llegando a tener el control sobre más de 10.000 speakeasys en toda américa. Se autodefinía, según su tarjeta de visita, como “Vendedor de antigüedades”. Más info.

Elliot Ness: Fue un agente de seguridad estadounidense implacable con la Ley Seca en Chicago. Famoso por sus esfuerzos contra el alcohol y por su equipo de sabuesos apodados “Los intocables”. Conócelo más.

Bugs Moran: Un gáster mucho menos conocido que Capone pero igual de influyente e importante. Eran duros rivales causando luchas y matanzas encarnizadas. Según se cree fue el encargado de inventar el concepto del tiroteo. Más info. (En inglés)

Carrie Nation: Se trató de la cabeza visible y más famosa del Movimiento por la Templanza. Su mayor hábito era entrar en los bares, con un hacha en la mano, y romper todas las botellas de alcohol que encontraba a su paso. Como entretenimiento es algo radical… ¡aunque ella iba en pro de la dignidad! No llegó a vivir lo suficiente para ver la Ley Seca pero fue su principal promotora. Se autodefinía como “un bulldog que corre a los pies de Jesús, ladrando a lo que él rechaza”. Telita. Si quieres descubrir más de ella pincha aquí.

William McCoy: Era un capitán de barco que se convirtió en contrabandista durante la Ley Seca. El resto de contrabandistas marítimos llegaron a respetarlo porque no vendía el alcohol adulterado, llegando a tener la etiqueta de “auténtico McCoy” como etiqueta d verdadera calidad, haciéndose con el título del “delincuente honrado”. ¡Y sin beber ni una gota del producto, ya que era abstemio! El whisky lo compraba de una empresa de Escocia que continúa con su actividad, llamada Cutty Sark.  Conócelo más aquí.

John D. Rockefeller: Millonario de la industria del petróleo. Tiene fuerza alrededor de la Ley Seca porque apoyó la veda en 1919 y sería una pieza clave en el cambio de discurso producido a principios de los años 30, declarando que su opinión también había cambiado al respecto. Más info.

Ley Seca Cutty Sark #CuttyNYC (7)

Grupo de mujeres contra el alcohol posando frente a un cartel que reza: “Los labios que toquen el licor no tocarán los nuestros” – No sé si eran conscientes de que la foto probablemente causara lo contrario a lo que pretendían. ¿Sería este el primer viral de la historia?

Detalles, curiosidades y un buen zumo de Historia de la Ley Seca

Su nombre real es Ley Voldstad. Le pusieron ese nombre por el presidente del Comité Judicial de la Casa Blanca en aquella época, llamado Andrew Volstead, que supervisó su aprobación. (+ info)

– De Chicago al mundo. La ley secó todo el territorio estadounidense pero donde más ha trascendido ha sido en Chicago, debido a la mitificación de sus personajes como Al Capone. A ésta ciudad le seguía Nueva York como gran urbe y porque NYC no puede quedarse sin ser lo más nunca.

Podías librarte de la Ley Seca si te lo recetaba el médico o estabas en misa. Los médicos no tenían prohibición para recetar la ingesta de alcohol con fines curativos; asimismo, se podía ingerir vino en los cultos religiosos. ¡Bendiciones!

– Cerrar las puertas del infierno. Aunque se trataba de una ley, los responsables de su realización, como Andrew Volstead hacían declaraciones de este tipo: “Los barrios bajos serán pronto cosa del pasado. Todos los hombres volverán a caminar erguidos, sonreirán todas las mujeres y reirán todos los niños. Se cerraron para siempre las puertas del infierno.” Que equivocados estaban.

florence hedwing– Los combinados de “La Duquesa”. La mujer del presidente Warren G. Harding (que votó a favor de la Prohibición) servía a sus invitados en la Casa Blanca alcohol obtenido de las confiscaciones de la policía. Florence Harding era conocida como “La Duquesa” y se cree que la realización de los actuales cócteles con mezclas originales nacieron en su cocina mientras ella experimentaba. (fotografía de la izquierda)

– ¡Esto es una redada! ¿Habéis visto que en las películas ambientadas en la Ley Seca cuando había una redada todo el mundo echaba a correr? Pues muy mal. Los clientes podían quedarse sentados tranquilamente ya que la ley no prohibía consumir alcohol, sino venderlo. Los únicos que tenían que huir por la ventana del baño eran los camareros.

– Miles de delincuentes. Según datos de Wikipedia, antes de la prohibición había 4.000 reclusos en todas las prisiones federales de Estados Unidos pero en 1932 el número ascendía hasta 26.859 presidiarios. ¡Si que se lo curró el Elliot!

– El nacimiento del Gánster: La figura del gánster, aunque había sido perfilada con anterioridad, nació a la vez que la ley seca, según la RAE (Si, la RAE tiene registrada la palabra gánster) y significa: “Miembro de una banda organizada de malhechores que actúa en las grandes ciudades”. ¡Una lástima si trapicheas en el pueblo de tu prima y que no te puedan llamar el gánster! ¿verdad?

– Tragos no doy, pero dólares tampoco. El gobierno perdía alrededor de 500 millones de dólares al año por los impuestos que dejaba de cobrar por el alcohol que no se vendía.

Genios del Marketing ha habido siempre. Así rezaba el envase de unos zumos vendidos en EEUU durante la Prohibición. ¡Se vendían como churros! Más o menos como los kits DIY actualmente.

“!ATENCIÓN¡: el contenido de este paquete no debe ponerse en una vasija de barro, mezclado con 100gr de levadura y ocho litros de agua, porque entonces se obtendría una bebida alcohólica cuya fabricación está prohibida”.

– El Jazz como objeto de deseo oculto. El Jazz, en pleno auge en el momento, acompañaba las veladas en los locales prohibidos e inexorablemente se convirtió en el grito de una generación como forma de expresar la libertad y la creación.

Ley Seca Cutty Sark #CuttyNYC (intocables elliot ness)– Una época inspiradora para el audiovisual. Según el IMDB existen más de 500 títulos de producciones audiovisuales que hacen referencia a la Ley Seca de estados Unidos, (Aquí podéis ver la lista). Entre ellos destacan la serie “BoardWalk Empire” o las películas “Érase una vez en América” de Sergio Leone o “Los Intocables de Elliot Ness” de Brian de Palma.

– Aún quedan “restos” en el fondo de la botella. Si, aunque parezca sorprendente, en algunos estados USA aún quedan restricciones en el consumo de alcohol. Encontramos desde la estrictas leyes en algunas zonas rurales de Alaska, para evitar suicidios; hasta las “Blue Law” por motivos religiosos.

Edición especial Cutty Sark: Coincidiendo con el 80 aniversario de la derogación de la Ley Seca, en diciembre Cutty Sark lanzó al mercado una edición especial de su whisky de 50%. Se ha llamado “Prohibition Edition” y lo han celebrado con una serie de fiestas clandestinas al estilo años 20 para celebrarlo. Este dato nos viene genial para tomarnos un trago ahora que podemos.

A so-called

Este artículo de la Historia de la Ley Seca lo he realizado, además de para contaros todas estas cositas tan interesantes que he descubierto, que saber curiosidades es siempre un must, porque estoy soñando conseguir un viaje a Nueva York de la mano de Cutty Sark y conocer los speakeasies originales. Si a vosotros también os apetece vivir esta aventura para “Reescribir la Ley Seca” podéis haceros fan de la Página de Facebook de Cutty Sark, donde optar a un concurso para conseguir el viaje para ti y tres acompañantes. Síguelo todo bajo el hashtag #CuttyNYC ¡Cheers!