Una genial portada donde las sensaciones alcanzable con un punto morboso se convierte en la principal protagonista….

Una mirada de ensueño, un lugar paradisíaco, una luz cenital y natural, un poco de viento y un poco de arena. No necesitamos más para conseguir una de las mejores portadas de Vogue que recuerdo!

Gisele-Bundchen-arena-culo-Vogue-2012

En un número dedicado a la salud y “las formas”, al culto al cuerpo y al espíritu, la elección de la Bündchen es sin duda n valor seguro, porque creo que representa a ese grupo de modelos saludables que conquistan a todo el mundo. Exponen en letra que entrevistan en exclusiva a Gisele para conocer sus secretos y sobre todo apostillan en esta portada: <<Ídolo sexy y “saludable”>>. Pues sí, esa es la filosofía que me transmite toda esta puesta en escena, no sólo un cuerpo sugerente sino una actitud, el topless, la mirada, la naturalidad y sobretodo el detalle de la arena en el culete!

No todo el mundo podemos llevar un Loewe, pero todos – feos, guapos, ricos y pobres – nos llenamos el culo de arena en la playa…

Muestras como estas, que defienden elementos y acciones tan naturales como sentarse en la arena como un valor a tener en cuenta en el ámbito del “lifestyle” me resultan tan atractivas e interesantes. Y en este caso con ese toque un tanto “morboso” en el sentido de que absorbe rápidamente nuestras miradas.

Además vemos una Gisele, como ellos mismos definen, “saludable” con unas curvas proporcionadas y sugerentes, una espalda formada por la gracia de Dios y por supuesto por algo de gimnasia, pero sin duda un cuerpo no sólo deseable, sino “igualable” y del que podríamos ver en cualquier playa en la que veraneemos. Esta claro que venden una imagen icónica y evocadora, pero no se diferencia tanto de la realidad que podríamos encontrarnos a nuestro alrededor.( Salvando distancias!)

Por cosas así creo que portadas como esta de Gisele Bünchen para Vogue París con su culete lleno de arena demuestran que la sociedad – y los consumidores de revistas y productos de moda – cada vez valoran más no sólo la estética sino las sensaciones que se pretenden trasladar a la vida real y que éstas sean fáciles de conseguir, siendo más interesantes y valorables cuando están al alcance de todos…