Anna Selezneva, tráeme un caballo. ¿Para qué? No se, pero tráelo!

Anna-Selezneva-1

Siguiendo el estilo de glamurosa sencillez que caracteriza a Maciek Kobielski, en este caso la “deslocalización del producto” ha sido la que ha conseguido romper la simpleza y conseguir atrapar la mirada.

La presencia del caballo, en un completo segundo plano, siempre “mal cortado” y cómo un mero fondo hace que te preguntes sobre qué esta pasando más allá, que sale de la foto y porque los ojazos de Anna Selenezva miran a la cámara así de sinuosos, cual amazona de gala. Sin duda, con la utilización de este efecto se ha conseguida ensalzar aun más la imagen de la bella Anna, siendo la indiscutible protagonista de las fotos, mas´allá incluso de la propia ropa.

Además, la luz complementa perfectamente todo lo necesario para una sesión de exteriores, donde la luz del sol consigue dotar de vida (y brillo) a tejidos, miradas, y sobre todo al pelo del caballo. las fotos han aparecido este mes la revista Tatler Rusia.

Anna-Selezneva-2 Anna-Selezneva-3 Anna-Selezneva-4 Anna-Selezneva-5 Anna-Selezneva-6