Carne de alfombra roja, estas faldas largas de Matthew Williamson ofrecen algo diferente sin salirse del tiesto.

matthew-williamson-otono-invierno-2012-londres (2) matthew-williamson-otono-invierno-2012-londres (1)

No pongo el desfile completo ya que creo que esta ocasión Matthew Williamson no ha brillado del todo, convirtiéndose en algo previsible, poco innovador y que se separa de lo que tanto le ha reportado, el ingenioso uso del color y de los estampados. En esta ocasión no esta mal, pero tampoco es brillante… se quede sin galería Ecléchico, pero quería destacar dos de sus diseños que si que me han encantado por la genial idea que conlleva y por lo favorecedores que me parecen. Me gusta más la naranja pero la otra la veo aún más alfombra roja.

Para mi gusto, estas faldas largas, solas o en vestido, han sido lo que ha salvado el desfile de Matthew Williamson el pasado domingo en LFW. La idea de esa aplicación de colores y formas que recuerdan a flores pero mezcladas con estampados barrocos ha sido un acierto en toda regla, y lo mejor del todo, bonitas y llamativas pero sin salirse del tiesto. Una extravagancia muy medida y favorecedora, me gusta.