Hoy os hablo de una constante que se repite en todos los armarios. Esas prendas que nos fascinan y repetimos hasta la saciedad.

Tenemos que reconocer que todos y cada uno de nosotros tenemos una prenda favorita que no nos cansamos de repetir una y otra vez en nuestro armario. Una especie de “uniforme” con el que nos sentimos cómodos y que nos hace feliz. Puede ser un corte predilecto de vestido, un color especial, un largo definido o un producto sin el cual consideramos que nuestro armario no está completo y que echamos en falta en muchas ocasiones.

Armarios clonicos (1) Armarios clonicos (2)

No vale decir “Los vaqueros”, porque cariño, esa es prenda múltiple de todos. Me refiero a prendas que se repiten sin cesar por simple placer y no tanto por utilidad. Mi prenda favorita son las sudaderas/jerseys grises, así por encima podría decir que tengo más de 5 en uso. A mi amiga Gema le pasa con los vestidos negros, nunca son suficientes, aunque sean idénticos. Mi madre no puede pasar sin sus botines. ¿Y qué le vamos a hacer?

Este artículo quiere romper una lanza a favor de esas pequeñas obsesiones. Precisamente, un rasgo de estilo y personalidad es saber identificar lo que queremos y lo que nos gusta y no renunciar a ello. Por supuesto siempre hablo sin caer en la obsesión o en el ridículo – que no somos personajes de Los Simpson.

Muchas veces nos encontramos con esos acompañantes de compras que dicen “pero si tienes muchos iguales”. En ese caso el mejor remedio es responder:

“¡Si! tengo varios iguales porque me encantan y porque los uso y quiero más para seguir machacándolos”

pero…. que no se nos olvide apechugar y ponérnoslo de verdad. No hay nada más triste que tener el armario llena de ropa que te encante y no ponértela.

Armarios clonicos (3)

¡Es que no encuentro el momento! ¿Quién dice cuándo es el momento correcto? ¡Es que no estoy cómodo! ¿Entonces para qué lo compraste o porque no lo devolviste? ¡Es que es demasiado! ¿Si te gusta cuánto es demasiado? Dejemos de poner excusas y pongámonos lo que queramos.

Como ejemplo. ¿Cuánto negro será demasiado para Diane Pernet? ¿Anne Wintour encontrará inapropiadas sus sandalias de tiras nude en algún momento? Y seguro que sabéis algún ejemplo más…

¿Cuál es tu prenda fetiche?