No es ningún secreto que me encanta Eniko Mihalik, como es capaz de mezclar personalidad y profesionalidad, defendiendo cualquier estilismo pero resistiéndose a perder su esencia.

En esta serie de fotografías de Ben Hasset para Numéro nos recuerda cómo darle vida a una prenda y seguir siendo protagonista. ¡Y ni siquiera sin buscar posturas extremadamente complejas! Un buen juego de luces, la elección de los colores adecuados y, sobre todo, encontrar los complementos idóneos…. y todo irá sobre ruedas, o mejor dicho… sobre pedestal!

Me han encantado estas cuñas doradas!! (Si las pilla Paulina las revienta!)