Eso es lo que he sentido al ver el primer anuncio grafico que ha aparecido de la temporada primavera-verano 2011 de la firma Alexander McQueen.

McQueen

La campaña está protagonizada por las modelos Sasha Pivovarova y Lindsey Wixson. En esta caso nos muestra el famoso vestido de mariposas presentado en pasarela, del cual se desprenden cientos de éstos insectos…. sin duda una calidez estética que contrasta con la “oscura” presencia del diseño. Es un como si un “Tim-burton” de buenas lo hubiera firmado.