Los desfiles masculinos de Milán que más me han molado echándole un poco de drama… Así soy yo, un cuentista!

Voy a clase, a la oficina, me da igual, sólo quiero sentirme cómodo, libre y sexy… saber que la gente no se gira a mi paso por simple vergüenza de que pueda descubrir sus miradas lujuriosas… los vaqueros quedan raro, quizá no combina la ropa del todo, pero la actitud es lo que cuenta y me da bastante igual, hoy soy un chico Dsquared2!

[nggallery id=22]

Llega la noche… el barroquismo nos invade, hace frío pero no por ello debemos renunciar ala elegancia y ante todo a la distinción y a nuestro sello propio, nos ponemos el pijama con una buen jersey y una capa encima y somos capaces de conquistar a cualquier en cualquier fiesta… O al contrario, no enfundamos un traje lleno de adornos con el simple propósito de comprar el pan. Lo mismo nos da salir cubiertos de punto grueso que luciendo pectoral al aire… Por que los hombres Dolce & Gabanna no tenemos más complejo que el de sentirse demasiado guapos…

[nggallery id=23]

Y si algún día decido “tirarme de la moto”… ahí estará ella para abrazarme… volverme un chico Versace, renovando ese estilismo motorista tan noventero en este 2012 tan de crisis y sobrio… por eso me gusta el Donnatelismo; me hace sentir que todo da bastante igual, que podría recorrer las calles de Milán, o de cualquier otro sitio, arriesgando con el color, con la forma, y sobre todo con la actitud… y aunque en el fondo no sea así, siempre viene bien colocarse las Gafas Amarillas y hacer lo que nos da la gana.

[nggallery id=21]

Fotos: Nowfashion