Llevo un tiempo viendo informaciones sobre el nuevo anuncio de Martini que están realizando el director Jonas Akerlund con Domenico Dolce y Stefano Gabbana que participan como directores creativos (y que parece que harán un cameo en el mismo). Genial, se debe revivir la estética más italiana posible y para ello han contado con Mónica Bellucci. Ahí es donde llega mi reflexión…
Antes de nada quiero aclarar que la Moni me parece una mujer muy muy guapa, una tía cañón, una profesional como la copa de un pino, estilosa, representativa, agradable y un estereotipo perfecto de mujer racial pero adaptada al 2010. Con su 46 años se ha convertido en el emblema de mujer italiana por excelencia y no duda en exponer esa imagen hacia el mundo. Una vez dicho esto, me pregunto ¿Es que no hay más divas italianas que Mónica Bellucci?
monica-belluci
Esta claro que Martini, y más en los tiempos que corren, quiere apostar por valores seguros, como la prota, los directores creativos y el mismísimo director. En la primeras imágenes del anuncio se ve una mujer que paraliza a los italianos, que con paso firme consigue que se volteen a mirarla, es cierto que para ello, más incluso que un cuerpo espectacular hace falta una personalidad arrolladora, pero estoy seguro que en el gran país con forma de bota taconazo seguro que hay alguna otra mujer capaz de conseguir eso.
De nuevo se recurre al concepto de Femme Fatale, al estilo clásico de los años cincuenta y los directores italianos de dicha época para presentar la nueva bebida Martini Gold. Mónica pasea por los sitios más emblemáticos de la ciudad eterna despertando pasiones a su paso hasta que llega a encontrarse con sus amigos Dolce y Gabbana en un típico café romano. genial, como dije arriba me parece todo acertadísimo y muy adecuado, que seguro que conseguirá aumentar las cifras de venta de dicha marca de bebidas, pero a mí me recuerda a más de lo mismo.
Los lectores de este blog sabéis que me encanta la esencia de los años 50, el clasismo de una buena femme fatale pero sinceramente considero que el trío escogido adolece de demasiada poca sorpresa. Nadie va a sorprenderse con dicho anuncio, ni con su contenido ni con su continente aunque este genial tratado, realizado y sea bastante bonito, pero a mí me recuerda a más de lo mismo, sobre todo asociado a dichas marcas.
Martini por ejemplo ha contado en otras ocasiones con George Clooney, Salma Hayek o Charlize Theron, y bien es cierto que en todos los casos se recurría a un glamour clásico, pero siempre dotándolo de cierta originalidad y un punto divertido. En esta ocasión, a mí me recuerda a más de lo mismo.
Quizá buscando otro estilo menos icónico que los D&G y una Donna mucho menos esperada como la Bellucci, se hubiera conseguido el mismo efecto pero dotándolo de algo diferente, por ejemplo, reviviendo el mismo estilo pero desde una base de personajes y modelos diferentes, sin caer en lo previsible. Como dije antes, seguro que hay grandes mujeres capaces de encarnar a dicha señora paseando por Roma, como se me ocurre, por ejemplo se me ocurre Elisabetta Canalis, (la novia del Clooney) o Sabrina Ferilli, ésta un poco menos conocida pero también de aspecto de Bellucci. No es que ellas lo fueran a hacer mejor que la Bellucci, que probablemente eso sea imposible, pero al menos se saldrían un poco (sin pasarse tampoco tres pueblos) de lo esperado.