Las innovaciones bancarias y sus opciones online nos pueden ayudar tanto en casa como cuando viajamos. ¿Por qué tener cuenta en un banco online, sobre todo cuando viajas?

Hay elementos que no sabes cuánto los necesitas hasta que llega el momento justo. Justo eso me ha pasado con la banca digital. Al principio la tenía únicamente como consulta de vez en cuando, sin darle mucha importancia, pero poco a poco ha ido ocupando más peso en mi vida y ahora necesito poder, en cualquier momento y a golpe de click, ser capaz de acceder a diversos servicios económicos (sacar dinero, traspasos, pago de facturas, devolver recibos, etc.).

A eso se suma que como cada vez somos más móviles – las personas – necesitamos más móviles – los cacharros – para ayudarnos en esa labor. Por eso no solo es fundamental que los bancos se preocupen por tener un buen acceso desde el ordenador, sino también que se preocupen de su parte digital  en móvil y no dejen a sus usuarios con pocas opciones desde su smartphone ¡que al fin y al cabo es la primera herramienta de gestión en nuestro día a día! ¡Y más aún cuando viajamos!

Sí, todos cuando viajamos necesitamos, más si cabe, estar “en sintonía” con el dinero – o bien cambiándolo y llevándolo cash, o bien con tarjetas que sean compatibles con el país de destino. Para ello es fundamental tener accesos sencillos a nuestra banca online y que nos faciliten transacciones incluso lejos de casa.

Por ese motivo me gustaría contaros los que creo que son 3 motivos de peso para elegir disponer de una cuenta en una banca online, y más aún cuando viajas (ya sea al pueblo de al lado o al séptimo confín del mundo).

  • Movilidad: Puedes estar conectado desde cualquier punto del planeta y operar una cuenta bancaria que se encuentra al otro extremo. Esta es la ventaja más notoria de la banca digital, sin embargo, para las personas que se disponen a viajar, el uso de un online bank supone además otros beneficios importantes: Cuando viajamos a un lugar siempre tenemos recelo de llevar con nosotros grandes sumas de dinero por nuestra seguridad. Pues bien, un online bank con buenas características y adaptar el banco para viajeros garantiza que solo tengas que portar un dispositivo capaz de conectarse a internet y desde allí harás todo tipo de pagos y transferencias.
  • Tiempo: ¡Malditos usos horarios! Otra de las ventajas que representa este tipo de bancos es su disponibilidad, ya que se puede usar todos los días y a todas horas, de manera tal que no tendrás que preocuparte de la hora de aquí o de allí. Ha pasado algo y tu banco – o su servicio técnico – no abre hasta dentro de un montón de horas. Con una buena banca online podrás realizar transacciones monetarias en tiempo real de manera gratuita y “llevar tu banco a donde quiera que vayas” con acceso completo a tu dinero y todas las herramientas que necesitas.
  • Transparencia: Es otro de los factores que caracteriza a la banca digital, pues al ser el cliente el que realiza todo el proceso de pago con sus deditos, este tendrá la posibilidad de observar toda la información sobre las condiciones de los productos que adquiere. ¡Y por supuesto confirmar, revisar, o cancelar lo que no nos cuadre!

Mi experiencia con Ferratum Bank

Ferratum Bank es un banco 100% online, lo que hace que su uso sea más fácil y esté disponible su servicio siempre que lo necesites. Sin oficinas, sin comisiones extra y sin burocracia.

Es comodísimo, se hace todo directamente desde el móvil y han conseguido crear una interfaz muy intuitiva lo que consigue que sea muy fácil y rápido usarlo, que ya sabemos que no hay nada peor que quedarse trabado en una app en el móvil cuando tenemos prisa.

Me ha sorprendido la manera tan sencilla de darse de alta y abrir una cuenta en el banco desde el mismo móvil, dando una serie de datos y finalizando con una videollamada en la que un operador valida tus datos y tu documento de identidad. Por lo que te ahorras el momento ir a sucursal, esperar, etc. En cinco minutos lo tienes listo. ¡Esto es genial para la gente como yo que lo deja todo para el último minuto!

He oído que el banco incluso se le conoce como “banco para viajeros” y al descargarlo en mi móvil he comprendido porqué, tienes a mano todas las funciones necesarias, independientemente de donde estés; siempre y cuando haya conexión a internet que hoy día siempre solemos encontrar alguna cerca – incluso cuando estamos en el quinto pino.

Además, con su tarjeta contactless Masterard, puedes retirar efectivo de cajeros automátios a nivel mundial en cualquier moneda sin pagar comisiones (cuatro veces al mes), y pagar con ella allá donde se acepte MasterCard.