Antonio Ruiz www.brainhouseinstitute.com @neurobrainhouse / @Antonioruiz_f

Barbudos, brasileños, delgados, sexys, chicas con mucho pecho, andrógenos, musculados o feos, pero ¿Por qué son tan diferentes en pasarelas, revistas, internet? y ¿qué buscan cuando eligen un@ modelo?

neurocasting modelosLos directores de moda y casting tienen claro que sus maniquíes son el principal complemento en una colección y no se trata de buscar chicos o chicas con una belleza atípica para destacar sobre el resto, sino que el fin es trasmitir un mensaje específico.

Pero ¿qué mensaje? Sexual, de deseo, notoriedad, recuerdo, en función de la marca tendrá sus objetivos específicos pero más allá de esto por qué nos vamos a la Semana de la Moda de Londres y el desfile masculino de Alexander McQueen vemos hombres trajeados que peinan raya engominada en mitad de la cabeza, estética que todos asociamos al nerd de la clase y que la prestigiosa firma de moda ha utilizado para transmitir una imagen de marca vanguardista. ¿Están de moda los modelos feos? ¿Es ésta una nueva forma de llamar la atención? ¿Qué físico se busca ahora para presentar una colección?

Los especialistas lo saben: una cosa es lo que miramos y otra cosa es lo que vemos, todos estos inputs se interpretan, se complementan y se asocian a las marcas en el cerebro.

Nuestro cerebro desarrolla procesos como la asociación cuando vemos a espectaculares modelos con un cuerpo esbelto y un underwear específico pensamos que nuestra pareja estará igual con esa prenda. Esto lo establecemos de forma subconsciente como podemos ver en la foto, pero saltando de lo divertido también establecemos asociaciones de marcas a vanguardia, novedad, estatus, modernidad o clasismo y para ello los modelos son un complemento fundamental.

Hombre-imitan-modelo-1

Como dice Adrián de la Peña, de la agencia de modelos View Management “La elección de un modelo no es como ir a comprar un pantalón, no es cuestión de determinar si se lleva o no se lleva”. Lo que buscamos en la moda es ir más allálo que se muestra en la pasarela es una intención, la imagen que envuelve a una marca, y a ello contribuyen los chicos, responsables de dar un valor añadido a las colecciones”.

Estos valores e intenciones hasta día de hoy sólo se han basado en la experiencia y la intuición de los profesionales y de los gustos personales, pero hemos evolucionado y le sumamos un toque científico, ha llegado el “neurocasting”, una herramienta que está complementado poco a poco a la experiencia profesional. En el neurocasting le preguntamos a la mente de los potenciales clientes y espectadores para ver si conseguimos que entre los modelos a seleccionar estén los adecuados y trasmitan lo valores que buscamos.

Así que cuando no es tan sencillo como la explosión multisensorial de Victoria´s Secret y perseguimos conceptos tan complicados como la vanguardia no podemos dejar a nuestro cerebro decidir a lo loco, así que el neurocasting ha llegado a la pasarela para ayudarnos.