Una nueva conciencia coge fuerza en el mundo de la moda. ¿Preparados para la revolución de la Moda ECO?

La moda no es siempre cuestión de trapos, los movimientos sociales también se convierten habitualmente en modas, tanto o más que los diferentes modelos de pantalón o el peinado estrella de cada año. Pero ¿qué ocurre cuando una actitud social importante adolece de la frivolidad de una moda más allá de su importancia intrínseca?

levis-eco

Reutilización, reciclaje, nueva vida, reinvención, darle una vuelta, giro de tuerca, da igual cómo quieras llamarlo, el fin es el mismo, volver a dar una oportunidad a algo que “se ha gastado”. Desde hacerse un bolso con unos vaqueros rotos a reciclar las botellas de vidrio de la última cena. O la idea de únicamente productos y procesos naturales. De esto ya hablo en el post sobre DIY.

Me gustaría pensar que todo esto se debe a un verdadero afán de cuidar el medio ambiente y como muestra de conciencia social individual, y que no responde a una moda pasajera sobre la necesidad de estar al día en cuanto a actividades eco, muy de moda en campañas publicitarias, estrategias de marketing y demás “engañifas” comerciales de las que se aprovechan las empresas. ¿Pero existe una Moda ECO de verdad?

Sea como fuere, me da en la nariz que esta inspiración eco es beneficiosa, sea como forma personal o como propuesta impuesta, está calando lo suficiente como para convertirse en un parámetro de conducta consistente, y sobre todo, está generando una nueva conciencia social en los más jóvenes, que lo ven como algo normal. Quizá la mamá-pija sólo lo haga porque lo que se lleva es un coche ecológico – además de las ayudas estatales – pero seguro que su hija está percibiendo como positivo e incluso necesario dicho cambio. Bienvenido futuro ecológico.

Edición 2017:

Siete años después me reencuentro con este post y considero que la sostenibiliad y el mundo Moda ECO, ¡ya no es una moda! Sino que se ha convertido en una constante. Las grandes marcas lanzan líneas conscientes (como H&M o Mango), mientras que muchas jóvenes empresas apuestan por la ecología y el reciclaje como su forma de ser.