Os pongo dos portadas recientes de “la biblia” de la moda. Para mí, una es un acierto y la otra un desacierto ¿Cuál es cada una para tí?

Portada Vogue (1) Portada Vogue (2)

En la primera vemos una explosión de color con Julia Nobis para Vogue Australia en el mes de mayo. En la segunda, una rapsodia bohemia con Malgosia Bela para Vogue Turquía  en abril. 

Sé que no son comparables ni las zonas geográficas ni las características intrínsecas de cada una de las ediciones de cada país, pero si ambas se encuentran dentro de la misma cabecera internacional, llamémosle la misma “marca”, ¿por qué me encuentro con “rolletes” tan diferentes? – si hay alguna editora de moda en la sala que me lo diga!

Aquí va mi opinión: Bajo mi concepto la portada desafortunada es la llena de color en Australia, no porque sea una mala imagen, o una portada fea – todo lo contrario, es trasgresora, rompedora, moderna, ¿Que narices hace en Vogue? Debería ser la portada de NEO2 como mínimo!

Considero que las lectoras de Vogue aún se encuentran asentadas en una estética mucho menos rompedora – no sé qué pasará en Australia, pero en general lo detecto así – algo mucho más como la portada de Malgosia, donde se aplican las tendencias de una manera estética, incluso ponible, donde nos hace soñar con espacios llenos de glamour. Sin embargo apelar a la excentricidad me encaja más en publicaciones más rompedoras, menos “glam” y más “fash”.

Personalmente me gusta más liberar el espíritu a través de los colores, pero no creo que sea la más afortunada en dicha “marca” ¿Qué pensáis vosotr@s?