Una portada “casi” sin Photoshop – #loscohones – en Vogue París de Octubre con George Michael y Kate Moss.

La portada del mes de Octubre de Vogue París va a traer cola… no tanto por marcar tendencia sino por “desmarcarse” de la tan remendada tendencia de la moda “real” y los retoques “naturales”, en esta ocasión se pasan un pelín – como de aquí a Pekín – con el retoque fotográfico ¿Que no?

Querido George: Los cincuenta años no te los quita nadie. No caigas en esos trucos de señoras mayores que intentan parecer jóvenes operándose y sólo consiguen parecer señoras mayores operadas. De nada

Querida Kate: No necesitas tener siempre dieciséis años, de hecho nos gustas más de más mayor y macarra. De nada.

Querido Mario: Tus fotos son tan la caña que cosas así te quitan impronta ¡Niégate a estas mutilaciones photoshoperiles!.

Queridos señores que manejan el Photoshop en la sombra: Hay algunos pinceles muchos más discretos que el que habéis utilizado para pintar esas cejas! De nada.

Queridos Vogue París: Si queríais una portada con quinceañeros no haber elegido a George y a Kate! Si los queréis, que sea con su impronta. De nada.

kate-moss-george-michael-vogue-paris-october-2012-01

Sinceramente esta imagen de Mario Testino (uno de los fotógrafos de moda que más me gustan) me parece una foto fantástica, una luz y exposición ideal, una composición interesante y cercana, un estilismo estupendo, y transmite una sensación muy inspiradora. Pero luego llega el momento “Dios, mírales la cara!” y es cuando todo empieza a desmoronarse.

¿Quién es ese hombre? George Michael siempre ha sido un hombre guapo y con personalidad… y este señor que nos muestran en Vogue París denominado “Pop Star” es más bien una caricatura hiper-estirada con las cejas pintadas sobre lienzo. ¿y ella? Es cierto que esta guapísima, pero tiene exactamente la misma cara que tenía en las primeras fotos que la encumbraron como modelo… y todos sabemos que eso ya no es así. El mismo semblante que cuando tenía 16 años sin duda se ha conseguido gracias a nuestro amigo Photoshop.

Ambos parecen muñecos de cera y mostrarlos así me parece una decisión muy poco acertada. Ya sabéis que no reniego del retoque gráfico siempre que sea para mejorar pequeños detalles, no para construir falsas realidades. Si los han elegido a ellos como portada / emblema del mes de octubre en una de las Vogue más emblemáticas del mundo como es París es precisamente porque se les reconoce el valor de llevar tanto tiempo siendo iconos británicos de moda, estilo y música. Entonces ¿Por qué los intentan hacer pasar por quinceañeros?. La edad es un grado y demostrarlo muestra también sabiduría.

Además hemos podido ver a la pareja recientemente en los Juegos Olímpicos (evento mediático y en directo) y en el video del White Light del cantante inglés (una canción que me encanta) que incluso con la producción, maquillaje, y efectos que tiene el videoclip – y que siguen saliendo guapísimos – se hace de una forma menos exagerada, menos ficticia, menos “plástico”.