Una tienda de auténticos bolsos y zapatos de Prada en mitad del desierto de Texas!… ¿Qué pinta esto aquí?

En el desierto de Texas, en un paraje desolado y desolador sin nada ni nadie alrededor… sólo una polvorienta carretera secundaria atraviesa este desierto entre la ciudad de Marfa y una especie de aldea – de unos doscientos habitantes – llamada Valentine. Como un espejismo…. Prada Marfa! Una tienda de auténticos bolsos y zapatos de Prada!

¿Qué pinta esto aquí? No tiene mucho sentido; una tienda de una marca tan exclusiva que sólo se establece en las mejores calles de las más importantes ciudades del mundo resulta que está aquí en medio de la nada!

 

Se trata, ni más ni menos, que una intervención artística llevada a cabo por los creadores nórdicos Michael Elmgreen e Ingar Dragset y en la que colaboró la propia Miuccia Prada donando los artículos, zapatos y bolsos, que allí se encuentran. – Eso sí, tranquilos si estáis pensando pasar a saquear, los bolsos no tienen fondo y los zapatos son todos del pie derecho! ¡Que Miuccia era colaboradora pero no era tonta!.

Esta instalación artística se levantó en el año 2005. La puerta no se abre nunca y al caer la noche se ilumina gracias a un generador solar creando un sorprendente y hasta sobrecogedor efecto.

Los artistas explican su instalación con estas palabras: La combinación de un extenso paisaje del desierto, en un área deshabitada, con una tienda de lujo con productos caros y reales es impensable. La naturaleza y la moda unidas en una impactante imagen visual, como la de algunos anuncios. El minimalista diseño de Prada y los desolados alrededores del desierto combinan bien artísticamente cuando se los junta, pero las dos fuerzas también se anulan mutuamente, creando un resultado original e inesperado.”
Si además de en estas fotos queréis ver la tienda “en vivo” os podéis meter en Google maps pinchando aquí y veréis la tienda de Prada Marfa en en medio del desierto. A pesar de los gamberros que por allí han pasado y que han intentado destruirla o robar en su interior, la tienda sigue allí imperturbable, imagen icónica del actual poder de la “Marca”, no de esta en concreto, sino de todas.