Los chinos creen que se han inventado el típico: “me lo compro, me lo pruebo en casa y si no me gusta lo traigo”.

Probar un coche es una práctica normal, te dan las llaves, lo conduces un rato y si te gusta – y puedes, claro, que no todo el monte son billetes de quini – te lo compras… ¿podría esa técnica llegar al mundo de la moda? ¡Claro! De hecho ya se implantó en una tienda de Japón. La tienda se llama GU – pertenece a la misma compañía que Uniqlo – y el proceso es muy sencillo, te llevas el producto, te lo pruebas tranquilamente y antes de 24 h vuelves a la tienda para devolverlo o pagarlo y quedártelo. Lo explican así:

How does it work? You simply choose the pieces you like – up to three items – register at the counter and leave. No ID, or deposit required – just your name and phone number.

¿Difiere esto mucho de lo que hacen miles de personas en el mundo? Porque lo de comprar algo “a ciegas” y devolverlo dentro el plazo tras probarlo tranquilamente es un cantar que todos entonamos alguna vez. Grandes almacenes se nutren de la visita recurrente de indecisos que compran y devuelven con una facilidad pasmosa. En este caso lo único es que no habría traspaso de parné de un lado a otro. La única innovación que han hecho los japos en este caso es ser más confiados. Según comentaban en una entrevista en el Telegraph los responsables de esta tienda, para ellos es mejor el robo de alguna prenda, que el jaleo de andar descambiando. Los productos de Gu no suelen subir de los 25 dólares, así que confirman que el nivel de pérdidas es muy bajito si eso pasara.

probar ropa antes de comprar gu japon (1)

Imagen de GU Japón

Además dicen una cosa supercuqui, que si por ejemplo necesitas una camisa porque se te ha manchado la que llevas, o te ha salido un planazo y no vas propio o de repente hace frio, ellos ven bien que cojas una prenda, la uses y luego la vuelvas a dejar en la tienda.  ¿No son como para comerselos de monos? ¡A todos nos encantaría poder hacer eso de vez en cuando! ¿Funcionaría esto en España? ¿Somos lo suficientemente confiados? ¿Somos demasiado pícaros para aprovecharnos? Sin duda, mucha gente se aprovecharía de esto pareciendo que tienes un armario “infinity”, ir a un evento o o incluso para echarse unas fotos – un saludo egobloggers. Que esto ya se hace con el descambio y bien de borrar etiquetas con photoshop.

Esto se trató de una prueba que realizaron el año pasado como piloto, y viendo los buenos resultados, cada vez coge más fuerza como posibilidad real y cotidiana.  Pero yo, como buen villano Disney modil, se me ocurre un plan perfecto…. ¿Qué tal coger tres prendas cuando vas de viaje a Japón y  volverte a España tan tranquilo? Muahahahaha.

Foto de portada: Winona Rayder en Campaña de Rag&Bone Otoño/Invierno 2014