Me lo ha dicho mi madre: “¡Deja de usar esos palabros!”

n¦â

¡No es que no los entienda es que le parecen muy hortera! Y yo, echando un ojo a algunos de mis últimos post me he dado cuenta de que es totalmente cierto ¿No voy de blogger natural, sencillo, dinámico, y dicharachero cual Gustavo? ¿Qué necesidad tengo de decir Clutch cuando puedo decir bolso de mano? ¿Must cuando se puede usar un producto imprescindible esta temporada?

Esta claro que las palabras en inglés, tan utilizadas en la tele, en las revistas fashionistas y en la mayoría de blogs son muy cool – perdón, muy chulas – y una vez que comienzas a informarte se te pegan como la miel a la barba. Terminas utilizándolas casi sin darte ni cuenta, y también sin darte ni cuenta terminas dejando al querido DRAE olvidado en la estantería y en su rancia web.

En otro orden de cosas encontramos los proyectos concebidos desde el blog, por ejemplo, el Gafas Amarillas Exchange Project, con un claro nombre en spanglish con el fin de dotarlo de originalidad. (Intercambio de gafas me parecía demasiado “básico”). También intentaré moderarme en la utilización del inglés (además, en breve tendréis la posibilidad de disfrutar en blog en varios idiomas, seguiré informando) por lo que no será necesario para internacionalizar la utilización de estos palabros.

Voy a intentar quitarme esta costumbre del spanglish, intentar dejar de ser tan hortera gramaticalmente hablando, y comenzar a llamar a las cosas por su nombre en español. Pero como el hombre es el único animal que tropieza dos veces con el mismo vocablo, espero que me perdonéis y no penséis que soy un hortera profundo si vuelvo a utilizar estas palabras! Si veis alguna en el futuro, avisadme para que no dé de mano, sé que tengo a mi madre ahí pendiente y también a la policía de la moda de Antonia Mag (que le dedica un simpático artículo a este tema con frases como “Si hay algo peor que un cateto es un cateto que se cree que habla inglés. Si además resulta que es blogger,entonces se quiere hacer la moderna”. No te lo pierdas pinchando aquí).

Espero haceros con esto reflexionar sobre el excesivo uso que damos a términos extranjeros cuando tenemos algunos más apropiados y concretos en nuestro idioma. No estoy para nada en contra del manejo de los idiomas, pero si en la claridad del habla, y eso de estar inventando palabros cada temporada me parece que no es cómodo ni sencillo para los consumidores, que al final no se enteran de nada. No hay que eliminar estos palabros, sólo utilizarlos cuando sea estrictamente necesario, no para todo. Mama, para que luego digas que no te hago caso!

Img: La tipografía WASH TYPE ha sido creada por Emilia Bertola Longhi, para la revista Neo2