No tildéis de pretencioso el titular, las chicas sucias también tienen derecho a tener estilo.

dirty girlSé que no es lo mismo decir dirty girl, que chica sucia. Lo primero suena a rítmica canción de David Guetta – como mínimo – mientras que lo segundo suena a Cenicienta, o Princesas de Fuencarral – según mentes y conceptos. Pero en este caso no quiero reflexionar sobre terminología, sino sobre esta imagen de Ola Maliouk realizada por Hunter & Gatti para la edición de abril de 2011 de Black Book.

Me ha parecido una fotografía con mucha personalidad. Una mirada impactante rodeada de manchas de tierra, tierra perfectamente colocada para no ensombrecer los puntos de luz, tierra que la dota de una visceralidad y pasión terrenal capaz de escapar de la pantalla del ordenador. No sé qué le esta pasando a esta chica, pero sea lo que fuere, no me cabe la menor duda de que con su atuendo vaquera, esta chica es una guerrera que no duda en lanzarse a la tierra a por todas. – eso sí, sin olvidarse de su lápiz de ojos, que hay que estar divina hasta en batalla.

Dirty Girl si, pero con estilo.