¡Porque sin ellas no diríamos nada!

El poder de una camisetaSoy un acérrimo fan de las camisetas. Ahora estoy un poco más moderado y vivo un poco de las rentas de años anteriores, pero de siempre mi obsesión ha sido tener más y más y más camisetas – así lo expuse en mi antiguo blog – con diversos mensajes, iconos, figuras, colores o estampados… Para mí, es una manera como otra cualquiera de expresarse. De mantener tu individualidad y diferencia pero de forma cómoda. Puedes ser “arregladas”, arriesgadas, sencillas, simples, historiadas, actuales o retro, da igual, todas tienen una historia que contar.

Como ésta que muestra Magdalena Frackowiak para la Power Up T-Shirt Collection de la firma Reserved. Muestra a uno de los iconos de mi infancia, cuando los dibujos animaban divertían: Johnny Bravo, un guaperas tontote que siempre se metía en líos.

En la foto se acompaña con un llamativo gorro de cowboy, pero en la vida real no es necesario, si das con una camiseta que te haga sentir bien, especial, y únic@, ten por seguro que obtendrás todo el poder que esta prenda puede aportarte. Porque puede ser únicamente una camiseta, pero además es toda una declaración de intenciones.