Destacar no es siempre llamar la atención… con que consigas sobresalir del fondo es más que suficiente.

No te ha pasado nunca que has visto una multitud y alguien – no tiene porque ser la más guapa o guapo, el más alto o alta, la más estilosa, el más petado, la más desaliñada o la más borracha, sino simplemente alguien, no sabes muy bien porqué consigue destacar del fondo y hacer que poses tu mirada sobre ella o él.

Pues eso es lo importante, que tu personalidad sea tal – y vaya tan bien reflejada en tu estilismo – que seas capaz de sobresalir del fondo. Me ha hecho pensar en esto esta genial foto de Matt Feddersen, cuyo protagonista es James Q, que refleja perfectamente cómo es posible focalizar la atención en alguien… en este caso con la ayuda de técnicas digitales, pero tengo fe ciega en que en la vida real pasa lo mismo!