Me encanto el buen rollito que respiraba la idea nada más verla. Sí, son camisetas, pero… quién dijo que una camiseta no puede tener personalidad?, Lo dijera quien lo dijera, sólo podemos remitirlo al refranero popular, y confesarles que siempre hay un roto para un descosido… o sitio para una camiseta original.

Hablamos con David Pérez, de Roto y descosida una firma de camisetas donde a través de diseños minimalistas y pequeños detalles consiguen sacar todo el potencial icónico que una camiseta puede tener.

– ¿Siempre hay un roto para una descosida? ¿De donde surge la idea?, ¿y el nombre?

Pues queremos pensar que sí, vivimos en mundo de complementarios, aunque no siempre los encontremos fácilmente. La idea de la marca surge de esa sensación de incompletos que parecemos tener y de los refranes y el juego con las palabras, por lo que pueden producir, recordar, generar…

– ¿Como nace, crece y se reproduce Roto y descosida?

Nace del interés por el diseño y la búsqueda de una plataforma sencilla en la que desarrollarlo. Una camiseta es algo que siempre genera interacciones con lo que te rodea, con quien te mira.

Crece poco a poco, como un proyecto modesto que va explorando sus posibilidades de distribución, diseño y fabricación, desde el vinilo de corte a la impresión directa sobre tela, que empieza a cambiar nuestra visión sobre el objeto personalizado.

– Frescura y sencillez ¿podría definirse así vuestro estilo?

Eso nos gusta pensar. No queremos algo muy diseñado y complejo, sino una referencia a una idea, una canción o cualquier otra cosa a través de un dibujo sencillo e interesante, o solamente un texto, lo que se necesite cada vez. Esto unido a los costes de impresión de una camiseta en vinilo nos lleva a trabajar con lo mínimo, un color o dos por norma general.

– ¿Cómo destacar con una camiseta? (en un ámbito tan explotado)

Pues en principio no es algo complicado. Se trata de contar algo o de insinuar una historia detrás de ella. Algo en otro idioma o visualmente rotundo a mí siempre me genera curiosidad por saber si hay una historia detrás, de quién la lleva o de quién la ha diseñado. Una historia que se vincula a otras historias.

– Ofrecéis diversas posibilidades dentro de un mismo diseño ¿Por que lo hacéis? ¿Potenciar la diversidad? ¿Permitir una mayor adaptación?

Sí, en general nos interesa que el producto tenga una parte de personalización hasta donde la producción nos permite. El poder elegir el color de la prenda dentro de unas cuantas opciones nos parece un buen comienzo. Porque es algo que en una tienda física no siempre puedes hacer y que internet sí nos lo permite.

– ¿Digamos que lo vuestro entonces es la creación de “Logos” e imágenes? Habéis pensado en plasmarlos más allá de en camisetas?

Imágenes, más que logos. Pues en principio no pensamos cambiar de soporte, nos gusta la camiseta como prenda sencilla y barata que puede llevar todo el mundo, algo que en sí mismo no tiene ninguna importancia ni se entiende como un lujo, pero al que todos hemos tenido un cariño especial en algún momento de nuestra vida, ya sea porque la compramos en un concierto o porque nos la regaló alguien interesante. Nos las ponemos hasta que se caen a pedazos y las usamos como pijama durante años porque se vuelven suaves con el tiempo.

– ¿Cómo resolvéis el diseño para que “combine” con el mayor número posible de colores?

Sencillez y pocos colores (blanco o negro por norma general). El color lo debe poner la propia camiseta y el gusto de cada uno. No hay demasiado misterio.

– Confesados cuál es la que más éxito ha tenido… y en que colores?

Sin lugar a dudas ´Oda a la alegría alemana´, que fue el comienzo de todo esto y la que se vincula a todo lo bueno que ha pasado desde entonces. El color amarillo extrañamente ha funcionado muy bien.

– ¿Cuales han sido las mayores satisfacciones por ahora?

Conseguir plasmar tus ideas en algo sencillo que se vende en ciudades que no conoces y que se pone gente a la que nunca te encontrarás…

– ¿Que planes de futuro tenéis? ¿hacia donde va roto y descosida?

Nos gustaría montar una tienda física en la que experimentar con la manera de vender camisetas y conseguir ofrecer a través de internet prendas más económicas y de calidad… porque creemos que hay futuro en esto…

Ahora que los conocéis, no dudéis en entrar en su página web y ver todos los diseños de los que disponen, te será casi irresistible contenerte con alguno de ellos.