Se descubre que Kate Moss utiliza doble de cuerpo en algunas tomas de sus campañas. Entre éstas cosas y el Photoshop nos están destrozando las ilusiones y el rollo aspiracional.

Creo que he visto más veces el toto de Kate Moss que el mantel de casa. Son dos de esas cosas que las tienes delante pero no te fijas, por repetición.

doble kate moss

Ahora sale la noticia de que Kate Moss tiene una doble de cuerpo (pincha para descubrir más) para algunas campañas… aja, ajá, comprendo: Tu eres una modelo internacional, icónica, imprescindible y que propone una personalidad asociada a una esencia que te define ligada a una imagen muy concreta, pero al final, no eres tu, es otra.

Me parece no sólo una falta de sinceridad con el sector de la moda y con el público final, si no una falta de integridad personal por parte de la modelo, capaz de “suplantar” el body de otra tipa y llevarse el mérito.

A no ser que en esta campaña de Stuart Weitzman la Moss salga saltando de algún edificio o haciendo una escena de lucha digna de Milla Jovovich, si no es así, me parecerá un fraude completo.

No queremos una cara y un cuerpo mono pero diferente, queremos una esencia completa y con todas sus partes. Queremos a Kate, no a una veinteañera estupenda con una “máscara”.  O mejor aún, queremos que Kate comience a ser humilde y deje paso a esas veinteañeras tan estupendas que están a la sombra.

A tomar por culo toda la ilusión que me hizo verla tan estupenda en el anuncio de Saint Tropez… todo mentira ¡Que cruel es la moda! ¡Nos miente a diario y nos hace creer cosas que no son ni que podemos tener! Ajam, ajam…